Trump, del lado republicano, y Sanders, del demócrata, parten como favoritos en las primarias de New Hampshire

New Hampshire está celebrando este martes sus primarias presidenciales con la favorita a nivel nacional por el Partido Demócrata, Hillary Clinton, bajo presión debido al buen comienzo de su contrincante Bernie Sanders, quien según sondeos, es el que más opciones tiene para llevarse la mayoría de los votos en este estado del noreste. La necesidad de acortar la distancia que pronostican los sondeos, llevó a Hillary a visitar por la mañana hasta cuatro puestos de votación. Por el lado republicano Donald Trump aparece al frente de las encuestas en el campo republicano, seguido de lejos, también según los últimos sondeos que se publicaron, por Marco Rubio y John Kasich.

Las primarias de New Hampshire siguen a las asambleas de Iowa de la semana pasada, donde el senador de Texas Ted Cruz tuvo una victoria clara y la demócrata Hillary Clinton superó por muy estrecho margen a Sanders. Favorito entre los republicanos, Donald Trump tendrá que convertir las enormes manifestaciones de apoyo en votos, después de caer por debajo de sus números de las encuestas en Iowa. Los demócratas, mientras tanto, están a la espera de evaluar la magnitud de la victoria esperada de Sanders sobre Clinton, lo que podría ofrecer precandidato autodenominado socialista un impulso en dirección a los estados menos hospitalario del sur.

New Hampshire es el primer estado que lleva a cabo una elección primaria, donde los votantes eligen a su candidato por medio de una papeleta en un colegio electoral. Otros estados -como Iowa- llevan a cabo asambleas partidistas, que son eventos en un vecindario que requieren de varias horas de participación y debate activo en la comunidad. Se llevan a cabo en la tarde en una casa o espacio público, dependiendo de la ubicación de la asamblea.

Hasta cuatro actos tenía programados este martes la exsecretaria de Estado Hillary Clinton este estado simbólico para la dinastía Clinton pero donde la exprimera dama va segunda por, entre otras razones, la cercanía del estado de su rival, Bernie Sanders.

El magnate Donald Trump aglutina en este pequeño estado de la región de Nueva Inglaterra un apoyo del 31,6 % por encima de los dos senadores de origen cubano, Marco Rubio (31,6 %) y Ted Cruz (13 %), según la web RealClearPolitics, que elabora una media de todas las encuestas nacionales publicadas en Estados Unidos. Jeb Bush, hijo y hermano de expresidentes, ha pasado mucho tiempo haciendo campaña en Nuevo Hampshire y lucha por ofrecer una alternativa a Trump y ser la elección “moderada” del Partido Republicano contra Rubio y, especialmente, contra los gobernadores John Kasich y Chris Christie, que también buscan en este estado un impulso para seguir vivos en la campaña.

RELACIONADO