Sánchez pedirá al PP una reunión con Rajoy para la próxima semana

El candidato a formar gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que va a pedir al grupo popular una reunión la próxima semana con el presidente del Gobierno en funciones, aunque descartó que vaya a pedirle su apoyo ni tampoco su abstención. En el primer día de las rondas de contacto con los líderes de los grupos minoritarios en el Congreso para recabar su apoyo para la investidura, Sánchez ha asegurado que su “sensación es que empieza bien”. Algo que han compartido los grupos que se han reunido con él, ya que todos están dispuestos a dar su apoyo al candidato, aunque con algunos matices.

Sánchez ha anunciado además que pedirá a Mariano Rajoy que comparezca antes del día 18 en el Congreso para que defienda una posición común de todos los grupos del arco parlamentario en el próximo Consejo Europeo que se celebrará los próximos días 18 y 19.

El líder de los socialistas considera que defender la posición de España ante el Consejo “es muy importante” ya que se va a debatir la salida del Reino Unido de la UE, lo que podría afectar a 500.000 españoles que residen en ese país. Además recordó que se tratará también la política de refugiados, y que los grupos que negocian un nuevo gobierno no comparten la visión de los populares en esta materia.

En cuanto a la ronda de negociaciones que se han celebrado este miércoles, Sánchez se ha mostrado muy satisfecho. “Hemos hablado mucho del para qué y no de para quien”, dijo y “hemos quedado en hablar una vez se articulen los acuerdos con otras fuerzas políticas menos con CC”, quien apoyará a Sánchez cuando consiga los apoyos, pero no participará en la negociación.

Además ha confirmado que no se va a reunir con EH-Bildu y que verá a ERC para decirles que “no compartimos su hoja de ruta” ni las “las derivas soberanistas que se saltan la Constitución”.

Buenas sensaciones en los primeros contactos

Tras las primeras tomas de contacto en el Congreso con Pedro Sánchez, los grupos minoritarios han valorado el encuentro aunque con algunos matices. En el caso de IU tendrán que consultar el acuerdo con las bases, Compromís apostaría por un acuerdo del cambio con Podemos y otros grupos minoritarios y Coalición Canaria advirtió que no apoyaría un gobierno sin garantía de estabilidad.

La diputada de Coalición Canaria, Ana María Oramas ha asegurado que no apoyará un “gobierno de Sánchez que no tenga estabilidad”. La diputada canaria destacó, tras su encuentro, que había visto una voluntad por parte de Sánchez para llegar a acuerdos y que, incluso, veía la posibilidad de diálogo entre PSOE y PP en caso de acuerdos institucionales como la reforma constitucional.

Además explicó que Sánchez le había asegurado que irá a la investidura aunque no tenga suficientes votos para conseguir la aprobación. También valoró la mesa negociadora de los socialistas con la que consideró que será muy cómoda la negociación porque tienen mucha experiencia.

Por su parte, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, reconoció la “complejidad del proceso y de lo que debemos conseguir” pero mostró su apoyo a Sanchez dado que ya comparten compromisos con los que concurrieron junto a los socialistas en Canarias en las últimas elecciones.

El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, explicó que dará apoyará a Sánchez en la investidura, siempre que de un giro hacia el progreso y tenga en cuenta su propuesta económica y social que está basada en 16 medidas.
Además, Garzón recordó que, tanto un acuerdo de investidura como un eventual pacto de gobierno, serán consultados a las bases y este sábado se dedicará entre sus integrantes a los miembros de la comisión negociadora que comenzará a actuar la próxima semana.

“Es distinto el apoyo de la investidura que participar en un gobierno” y “vamos a trabajar para que se consiga un gobierno alternativo y trabajaremos para que haya un acuerdo”, comentó Garzón

Joan Baldoví, diputado de Compromís, y la coportavoz de este partido, Mónica Oltra, han explicado que han mostrado a Sánchez su hoja de ruta por la que lograron llegar a un acuerdo para formar un gobierno plural en la Generalitat valenciana. Ambos están convencidos de que es posible trasladar un gobierno de progreso también en España y están dispuestos apoyar un gobierno junto a Podemos con el que mantendrán la unidad de “la unidad de acción” en las negociaciones.