El Rey cita a los partidos para consultas previas a una investidura incierta

El Rey mantendrá la próxima semana la ronda de consultas con los dirigentes de los partidos con representación parlamentaria como paso previo a una investidura de un presidente del Gobierno que se presenta incierta. La casa real ha difundido hoy la agenda de las entrevistas de Felipe VI con los líderes políticos de cara a su encargo para formar un nuevo Ejecutivo y que se prolongarán durante toda la semana. ERC baraja no participar en ellas debido a que supeditan su participación en las conversaciones a que Felipe VI reciba antes a los representantes de las instituciones catalanas.

De lunes a viernes, y de menor a mayor, acudirán al Palacio de la Zarzuela los portavoces de Nueva Canarias, Foro Asturias, CC, UPN, EH-Bildu, UP-IU, PNV, En Marea Podemos, DiL, Compromís-Podemos, En Comú Podem, Ciudadanos, Podemos, el PSOE y, finalmente, el PP, según el calendario hecho público por la Casa del Rey.

De los cuatro partidos con mayor número de escaños, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha sido citado el jueves, mientras que al día siguiente se verán con el monarca Pablo Iglesias (Podemos), Pedro Sánchez (PSOE) y Mariano Rajoy (PP). Al hacerse pública la agenda se ha despejado también la duda sobre si Felipe VI recibiría a los representantes de las tres candidaturas afines a Podemos (como al final ocurrirá) o sólo a Pablo Iglesias.

Una vez que el Rey concluya sus consultas, se reunirá con el presidente del Congreso, Patxi López, para informarle de cuál es su candidato a la Presidencia, presumiblemente el líder del partido más votado en las elecciones, esto es, Mariano Rajoy, según dan por hecho todas las fuerzas políticas.

La Mesa del Congreso, que ha celebrado hoy su primera reunión de la XI legislatura, calcula que el debate de investidura podría retrasarse a los primeros días del mes de febrero frente a los últimos de enero como en principio se había barajado, según han indicado fuentes parlamentarias. Ante ese debate de investidura, el Gobierno y el PP siguen defendiendo un acuerdo con PSOE y Ciudadanos.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha insistido en que esa propuesta es por la que apostaron de forma mayoritaria los ciudadanos el 20 de diciembre, ya que supone una “agenda moderada” y de “corte nacional” para defender la unidad del país y las reformas para consolidar la recuperación económica.

Por ello, ha garantizado que Rajoy seguirá trabajando por ese acuerdo pese a decisiones del PSOE, que ha calificado de “error” y de “paso muy preocupante”.

De esta forma se ha referido a la cesión de senadores por parte de los socialistas a ERC y a DiL (la candidatura de Convergencia) para que puedan tener grupo propio en la Cámara Alta. “Para nosotros, y me imagino que para muchos militantes y votantes del PSOE, es bastante incomprensible”, ha dicho la vicepresidenta ante la cesión de senadores a dos fuerzas independentistas.

Sáenz de Santamaría ha subrayado que el líder del PSOE tendrá que explicar al conjunto de la ciudadanía “qué implica este movimiento” y si esto es lo que entiende por “federalismo asimétrico”. Esa decisión ha desatado también una nueva crisis en las filas socialistas tras las quejas de algunos barones.

El más crítico ha sido el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha calificado la medida de “inexplicable” al favorecer los intereses de dos partidos independentistas. Mientras tanto, Ferraz ha justificado la decisión en que se trata de un gesto de “cortesía parlamentaria” y en que es mejor que ERC y Convergencia participen en las instituciones.

A ese préstamo de senadores se ha referido igualmente la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien ha advertido a Sánchez de que “no todo vale para ser presidente del Gobierno” y que la unidad de España no puede estar sujeta a negociaciones para ser investido.

Leer más noticias sobre