Bertín Osborne no puede con la final de ‘Gran Hermano’

Sofía ha ganado el reality de Telecinco

Bertín Osborne es la revelación de la temporada televisiva por méritos propios. Su programa es un inteligente acierto de realización y guion. Pero, además, ‘En la tuya o en la mía’ también ha contado con un aliado externo en sus primeros meses de vida: la propia competencia.

Y es que tanto Antena 3 como Telecinco han optado por formatos con cierto desgaste de audiencia en la franja que ocupa Bertín. La serie B&B, que termina el próximo miércoles, o Top Chef no cuentan con un tirón masivo.

La 1 acertó, por tanto, programando en ese tramo horario el programa de Osborne. Era el día perfecto para dar visibilidad y que destacara este show con mimbres para el éxito pero que contenía muchos prejuicios para el fracaso. Así ha sido, un triunfo mediático.

Sin embargo, a partir de febrero, cuando se recupera la inversión publicitaria en las cadenas comerciales tras la cuesta de enero, las dos emisoras privadas intentarán quitar a Osborne el liderazgo. No será fácil, aunque ayer Telecinco ya ha dado un primer paso al programar la final de su infalible Gran Hermano frente al cantante.

Y ganó GH, con uno de los mejores resultados de la temporada: 24.6 por ciento de cuota de pantalla y 3.214.000 espectadores, mientras que ‘En la tuya o en la mía’ se quedó en un 13.7 por ciento de cuota y 2.473.000 fieles. No obstante, la edición de ayer era un refrito con solo Bertín y su pareja Fabiola.

De nuevo, TVE acertó, pues ante la final de GH era mejor tomarse un descanso. La 1 debe cuidar en ‘La tuya o en la mía’, no sólo por la acogida de audiencias, también por la calidad y calidez del programa. Un formato que triunfa por una concepción de formato televisivo inteligente, más allá de la campechanía cañí de su presentador.