Nuevo espectáculo lamentable de Andrea Levy: Estalla con miembros de ‘Change.org’ negando que exista el IVA cultural

La vicesecretaria General de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, vuelve ser una vez más el centro de la polémica por sus malas formas y su actitud altiva.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=__LNPiJJk_c&w=853&h=480]

Si hace unas semanas fue criticada por su comportamiento durante la investidura de Artur Mas en el Parlament comiendo chicle con la boca abierta y haciendo aspavientos, este martes ha vuelto a ‘cubrirse de gloria’. Durante una reunión con miembros del colectivo Change.org, Levy perdió los papeles. Irritada por las quejas ante la subida del IVA cultural, la popular llegó a decir que el ‘IVA cultural no existe’.

El encuentro se produjo este martes en el contexto de visitas que hicieron miembros de Change.org a los seis partidos principales de ámbito nacional para entregarles las firmas de las diez peticiones que más apoyo han conseguido en 2015, y trasladarles sus propuestas para dar respuesta a las mismas.

En la reunión, celebrada en la sede de Génova, el periodista Pablo Herreros y el ingeniero Txema Arnedo explicaron sus propuestas a Levy. El primero reclamó a la popular más medidas contra la corrupción, mientras que el segundo denunció la subida del IVA cultural al 21% con el Gobierno de Rajoy. Fue esta última afirmación la que ‘encendió’ a Levy.

Visiblemente enfadada, Levy llegó a decir que el ‘IVA cultural no existe en España’. Arnedo le argumentó que no es comprensible que el IVA de teatros y cines se sitúe en un 21% mientras que el de las revistas pornográficas se mantiene en un 4%. A lo que Levy le increpa que ese criterio va en función de lo que consume la sociedad soltándole con sorna la siguiente respuesta: "Las revistas pornográficas sí, pero también las de historia, no sé cuáles lees tú".

"Habéis decidido que unas cosas son cultura y otras no, que unas cosas son cultura y otras para ricos, así es como creáis una sociedad", le espeta el ingeniero a la dirigente popular.

Tras el tenso encuentro, algunos de los miembros de Change.org lamentaron la ‘soberbia’ de Levy, en comparación a la actitud con que se encontraron con los representantes del resto de formaciones que visitaron.