Obama apela al ‘derecho’ de Turquía a defender su territorio

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha instado a los gobiernos de Rusia y Turquía a evitar una "escalada" de las tensiones tras el derribo de un avión ruso y, aunque no ha querido valorar en detalle el incidente a la espera de conocer los "detalles", sí ha apuntado que Turquía tiene el "derecho" a "defender su territorio".

Obama ha comparecido en la Casa Blanca junto a su homólogo francés, François Hollande, y ambos han coincidido en llamar a la calma tras el derribo del Su-24 ruso. Han pedido a Ankara y Turquía que hablen para evitar un aumento de las tensiones que, indirectamente, podría perjudicar a la lucha contra el terrorismo en Siria. Hollande ha asegurado que se trata de un incidente “grave” y “lamentable”, pero tanto él como Obama han alegado que no conocen todos los “detalles”. El presidente norteamericano confía en hablar “en los próximos días” con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.

“Turquía, como cualquier país, tiene derecho a defender su territorio y el espacio aéreo”, ha advertido Obama, que también ha apuntado al “problema” que supone el desarrollo de las operaciones rusas: “Lo que sí creo es que esto apunta a un problema con las operaciones rusas que ya lleva un tiempo”. Y ha precisado que los aviones “operan muy cerca de la frontera turca” desplegando ataques contra miembros de la “oposición moderada” al régimen sirio de Bachar al Asad. “Si Rusia dirige sus energías contra Dáesh, será más improbable que ocurran algunos de estos conflictos”, ha dicho.

El presidente de EEUU ha recordado que el ISIS ha matado a “varios cientos” de rusos y que el flujo de combatientes extranjeros hacia Siria, muchos de ellos a través de Turquía, “presenta un enorme reto para los intereses rusos”. En ese sentido, cree que “hay una potencial convergencia de intereses entre las dos partes”, si Rusia lleva a cabo un “giro estratégico” sobre su campaña en Siria. “Para nosotros, es muy importante que rusos y turcos hablen para averiguar exactamente lo que ocurrió y adopten medidas para evitar cualquier escalada”, ha añadido Obama. Hollande ha subrayado que esta “escalada” sería “extremadamente perjudicial”.

“Nous sommes tous français (Todos somos franceses)”, ha dicho Obama, por otra parte, para apoyar su intención de estrechar la colaboración con Francia en la lucha contra el terrorismo yihadista. “Este bárbaro grupo terrorista, el EI o (el también conocido como) Dáesh, y su ideología asesina presentan una amenaza grave para todos nosotros. No pueden ser tolerados. Deben ser destruidos. Y debemos hacerlo juntos. Esta es la unidad de propósito que nos trae hoy aquí”, ha afirmado con Hollande a su lado. Además, ha subrayado que la coalición a la que pertenecen Estados Unidos, Francia y otros 63 países ha desplegado “más de 8.000 ataques” contra el EI en Irak y Siria, y que su Gobierno seguirá “aumentando su coordinación” con el francés en sus ataques aéreos sobre territorio sirio.

El mandatario estadounidense también ha querido tranquilizar a sus ciudadanos tras las amenazas emitidas por el EI de atacar en Estados Unidos, al subrayar que las fuerzas de seguridad e inteligencia norteamericanos trabajan “incansablemente” para prevenir cualquier ataque. “Los grupos como el EI no pueden ganarnos en el campo de batalla, así que tratan de aterrorizarnos en casa, contra civiles, contra gente inocente. Incluso si nos mantenemos vigilantes, no podemos sucumbir al miedo, y no lo haremos, ni permitiremos que el miedo nos divida, porque así es como ganan los terroristas”, ha advertido el mandatario estadounidense que ha instado a proteger la “libertad de religión” y mantener “la tarea humanitaria de ayudar a los refugiados desesperados” que llegan a Europa y Estados Unidos.

Obama se ha esforzado en subrayar la sintonía entre los pueblos de Estados Unidos y Francia -tras los atentados de París fue acusado de haber reaccionado con excesiva frialdad- recordando incluso que en su mesilla de noche en la Casa Blanca tiene una fotografía de él junto a su esposa, Michelle, besándose en los jardines de Luxemburgo, en París.

Hollande descarta enviar tropas terrestres a Siria

François Hollande, por su parte, ha descartado que su país vaya a intervenir “militarmente” con tropas terrestres en Siria y ha reiterado que “intensificará” sus ataques aéreos contra el ISIS: “Intensificaremos nuestros ataques aéreos (…) Francia no intervendrá militarmente sobre el terreno”. A lo que ha añadido que “corresponde a las fuerzas locales hacerlo”.

Hollande sí ha reconocido haber acordado con Obama un aumento de los ataques contra las posiciones de ISIS en Siria e Irak, como parte de la campaña aérea de la coalición internacional liderada por Estados Unidos. “Queremos mostrar nuestra incansable determinación para combatir el terrorismo en cualquier lugar”, ha indicado el jefe de Estado francés en su comparecencia con Obama, a quien ha agradecido haber sido “el primero” en llamarle tras los atentados de París, que dejaron 130 muertos y 350 heridos. Cazas del portaaviones francés “Charles de Gaulle”, que ha llegado a la que se considera su zona de operaciones en el Mediterráneo oriental, han destruido dos objetivos del Estado Islámico en las ciudades iraquíes de Ramadi y Mosul.

Por otro lado, el presidente francés ha señalado la importancia de cerrar la frontera de Turquía y Siria para evitar el movimiento de militantes de ISIS hacia Europa. Ha advertido de que no hay que “equiparar terroristas con inmigrantes”, pero ha reconocido que es necesario “controlar las fronteras” tras el reciente atentado de París. “A Europa le preocupan los refugiados”, ha añadido Hollande sobre el gran flujo de personas que ha llegado en los últimos meses a la Unión Europea, en gran medida escapando del sangriento y prolongado conflicto civil de Siria.