Nuevo revés al presidente

Un tribunal de EEUU avala el bloqueo a la gran reforma migratoria de Obama

Los magistrados creen que la demanda presentada por 26 estados para bloquear las acciones del mandatario tiene muchas posibilidades de éxito en un juicio

Un tribunal federal de apelaciones de Estados Unidos ha dicho este lunes que el presidente estadounidense, Barack Obama, no podría seguir adelante con sus planes para reformar las leyes de inmigración, mediante los que pretendía proporcionar permisos de trabajo a cinco millones de inmigrantes indocumentados y ofrecerles protección contra la deportación.

Un panel de tres jueces de una corte federal de apelaciones de Nueva Orleans ha votado con contra -por dos votos contra uno- del recurso presentado por el Gobierno de Obama, argumentando que la demanda presentada por 26 estados para bloquear las acciones del mandatario estadounidense tiene muchas posibilidades de éxito en un juicio.

Este fallo supone un nuevo golpe a los esfuerzos del presidente estadounidense para eludir la falta de acción del Congreso en materia de inmigración mediante el uso de sus poderes ejecutivos, tal y como informa el diario estadounidense ‘New York Times’. Obama podría apelar la decisión ante el Tribunal Supremo antes de que acabe su mandato -en 2017-.

Obama anunció el pasado mes de noviembre de 2014 que iba a usar su autoridad ejecutiva para detener la deportación de los padres indocumentados de niños estadounidenses, mediante un programa conocido como DAPA (Acción Diferida para los Padres de Ciudadanos Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales).

Sus esfuerzos fueron bloqueados en primer lugar por un juez de la corte federal de distrito en Texas, que dictaminó que permitir a millones de inmigrantes irregulares permanecer legalmente en Estados Unidos podría resultar costoso para el estado de Texas, el principal demandante en el caso.

El juez también dijo que el Gobierno no había seguido los procedimientos adecuados para la promulgación de las nuevas normas de inmigración. Este tema también ha cobrado una importancia capital en las campañas electorales, tanto de los candidatos demócratas como republicanos.

RELACIONADO