Esperanza Aguirre bloquea las listas por Madrid del PP ante el intento de Génova de ´colar’ a Montoro

Lío en el PP madrileño. Esperanza Aguirre ha bloqueado en la tarde de este martes las listas del PP por Madrid ante el intento de Génova por 'colar' al ministro de Hacienda, Cristobal Montoro.

La líder del PP madrileño ha manifestado en persona a Maria Dolores de Cospedal durante una reunión que él ministro no puede ir en ningún caso en las listas de Madrid. Incluso, según ‘La Sexta’, Aguirre habría planteado un órdago a Génova: “O Montoro o yo”.

Es conocida la falta de sintonía entre la líder del PP madrileño y el ministro de Hacienda, ya que incluso en la  campaña electoral para las elecciones municipales del pasado mayo acusó directamente a Montoro de haber filtrado su declaración de la renta a la prensa.

Se da por hecho que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, será la número dos por Madrid, y todos los ministros, excepto Pedro Morenés y Luis de Guindos, que habían expresado su deseo de no concurrir a los comicios, formarán parte de alguna de las listas.

Ocho de ellos lo serán encabezando alguna candidatura: José Manuel García Margallo (Alicante), Fátima Báñez (Huelva), Rafael Catalá (Cuenca), Jorge Fernández (Barcelona) – seguido de la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho-, Alfonso Alonso (Álava), José Manuel Soria (Las Palmas), Ana Pastor (Pontevedra) e Íñigo Méndez de Vigo (Palencia).

Cristóbal Montoro e Isabel García Tejerina son los únicos ministros que no encabezan ninguna lista, por ello la intención de Génova era incluir al ministro de Hacienda fuera en la lista por Madrid y la titular de Agricultura por Valladolid.

Montoro concurrió en las pasadas elecciones generales de 2011 como número uno por la circunscripción de Sevilla, pero en las próximas ese puesto lo ocupará Juan Ignacio Zoido, alcalde de la capital hispalense entre 2011 y 2015.

El bloqueo de Esperanza Aguirre se produce a tan sólo dos días de que el PP tenga que presentar las listas electorales ante la Junta Electoral Central, por lo que se prevén unas duras negociaciones.