Dimite el presidente de la Federación Alemana por un presunto soborno en el Mundial de 2006

Wolfgang Niersbach no ha podido explicar el sentido de los 6,7 millones de euros pagados a la FIFA, que Beckenbauer atribuye a un "error"

El presidente de la Federación Alemana (DFB), Wolfgang Niersbach, ha anunciado este lunes su dimisión a consecuencia del pago sin aclarar de 6,7 millones de euros a la FIFA en abril de 2005, un dinero que supuestamente se empleó para sobornar a directivos del organismo y lograr que Alemania organizara el Mundial 2006.

Niersbach, que está siendo investigado por evasión de impuestos, se ha despedido con una carta abierta en la que ha defendido que siempre actuó con “limpieza y corrección” durante sus 27 años vinculado a la Federación Alemana, que preside desde 2012. Además, fue vicepresidente del comité organizador del Mundial 2006.

La semana pasada, funcionarios de la Oficina del Fiscal y la policía fiscal realizaron un registro en la sede de DFB en Frankfurt, después de que saliesen a la luz las informaciones sobre el presunto pago incorrecto de 6,7 millones de euros del Comité Organizador del Mundial de 2006 a la FIFA.

En aquel momento, la Federación comunicó a los investigadores su “plena colaboración” para “aclarar” estas alegaciones y fue informada que las investigaciones “se limitan a las sospechas de delitos fiscal”.

El exfutbolista alemán Franz Beckenbauer, que encabezó el comité organizador de Mundial de Alemania 2006, reconoció hace dos semanas que la transferencia fue un error, pero negó que se tratase de una compra de votos en favor de la candidatura de su país.

“Con el fin de obtener una subvención de la FIFA -para la organización del Mundial de 2006- se adelantó un dinero a propuesta de la Comisión de Finanzas de la FIFA que, vista a día de hoy, debería haber sido rechazada. Yo, como presidente del comité organizador, tengo la responsabilidad de este error”, explicó en un breve comunicado.