Sánchez arremete contra Ciudadanos tras descartar un posible pacto con el PP o con Podemos

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha arremetido con dureza contra Ciudadanos, el partido que según la encuesta publicada este domingo en ‘El País’ podría arrebatarle el puesto de segunda fuerza más votada en las próximas elecciones generales. En una entrevista en TVE, Sánchez no ha querido otorgar credibilidad a los sondeos y ha repartido críticas entre todos sus rivales, incluido Albert Rivera, con quien probablemente tendría que llegar a un acuerdo si quiere gobernar tras el 20-D, una vez constatadas diferencias de envergadura con Podemos como el empeño de la formación de Pablo Iglesias en celebrar un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

Pedro Sánchez ha empezado identificando a Mariano Rajoy como su rival de cara a las próximas elecciones generales. De hecho, a él le ha dirigido las principales críticas, a pesar de que las últimas encuestas sitúan a otro dirigente político, Albert Rivera, en un plano de igualdad con el presidente y el líder socialista e incluso por delante de este último. Pese a eso, Sánchez se ha mostrado convencido de que su partido “tiene todos los atributos para ganar las elecciones” por su proyecto político y su capacidad de diálogo con otras formaciones.

El secretario general del PSOE ha colocado al líder de Ciudadanos en la derecha. “Este país no necesita más derechas”, ha dicho. “Con las derechas yo no me siento cerca”, ha asegurado y ha añadido: “No creo que la solución a la crisis de España sea ni la derecha de Rajoy, ni la suma de las derechas, la de Rivera y la de Rajoy”. Ha llegado a definir a Ciudadanos como “las nuevas generaciones del PP” y cuando la periodista Ana Blanco le ha preguntado con quién preferiría pactar tras el 20-D, si con Podemos o con la formación de Rivera, no ha respondido con claridad. A Sánchez le separan muchas cosas de Pablo Iglesias -ha aseverado que el referéndum en Cataluña sería un “fracaso político” y que no defender la integridad territorial de España y la soberanía nacional es un “error” de Podemos- pero critica también lo que define como “recetas de la derecha” que según él representa Ciudadanos.

De Podemos, Sánchez ha opinado que “hay bastante desorientación por parte de su dirección respecto a su electorado” y ha criticado a su líder, Pablo Iglesias, que no esté dispuesto a apoyar al PSOE para que se haga con el Gobierno tras el 20 de diciembre. Sobre su relación con el PP, también insiste en que hay una enorme distancia pero admite que van de la mano en la defensa de la unidad de España ante el desafío soberanista catalán. El secretario general del PSOE no es partidario de aplicar el artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía catalana y defiende que antes de busque una solución política a la crisis. “Yo he trabajado mucho por persuadir a Rajoy en mis conversaciones privadas con él, con escaso éxito”, ha desvelado, convencido de que el presidente del Gobierno ” mira más al pasado que al futuro”.

“Nosotros no vamos a pactar con partidos que quieran romper España”, ha asegurado Sánchez en respuesta a la exigencia de Albert Rivera para llegar a un gran pacto de Estado. Sobre el caso concreto de Badalona, donde el PSC sí alcanzó un acuerdo con la izquierda de Badalona en Comú (Podemos), ERC e ICV-EUiA, ha recordado que se trataba de desalojar a un candidato con un largo historial xenófobo con es Xavier García Albiol. No obstante, ha advertido de que “no es momento de reproches” sobre Cataluña y, tras recordar que está de acuerdo con Rajoy en la defensa de la unidad de España, ha garantizado que el “secesionismo se va a encontrar con un muro”.

Sánchez, que ha reivindicado que fue él el que llamó al presidente Rajoy tras pactar Junts pel Sí y la CUP su resolución de independencia, ha sostenido que, aunque el “culpable” del desafío secesionista de Cataluña es Artur Mas, el “responsable político” es Mariano Rajoy. En su opinión, Mas y Rajoy tienen en común, no sólo las “dificultades para volver a ser investidos presidentes”, sino también que “intentan tapar debajo de la confrontación sus casos de corrupción e intentan evadir del escrutinio de los españoles lo que han provocado con su gestión”. Ha señalado también que, en caso de que prospere la resolución de independencia, tendrá que actuar el Tribunal Constitucional y ha dicho que espera que su “sentencia se cumpla”, ya que lo contrario supondría una “quiebra” de la Constitución y del propio Estatuto catalán y un “ataque directo a las libertades y derechos de muchos catalanes”.

El debate para las próximas elecciones generales, ha dicho, es si se quiere que “las cosas continúen como están” o que cambien y se consiga que “el crecimiento económico llegue a todos” y no haya “un Estado del bienestar recortado”, con un “gobierno limpio y con capacidad de diálogo”, que es “lo que ofrece el PSOE”.

 

RELACIONADO