Carmena obligará a pagar el IBI íntegro a Telefónica, Amancio Ortega y al Ritz

Madrid incrementa en un 24% el gasto en programas sociales al retirar a las grandes empresas las exenciones por edificios catalogados como "patrimonio histórico-artístico"

Manuela Carmena no perdona a los grandes empresarios. El Ayuntamiento de Madrid eliminará las exenciones que permitían a grandes empresas como Telefónica, Inditex o al grupo propietario del hotel Ritz pagar solo un 80% del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) por ocupar edificios catalogados como patrimonio histórico-artístico. Con esta medida, la corporación municipal pretende aumentar su recaudación e incrementar un 24% la partida destinada a programas sociales.

La reforma del IBI es uno de los puntos más llamativos de los primeros presupuestos elaborados por Ahora Madrid desde su llegada al Palacio de Cibeles. Según los cálculos de la concejalía de Economía y Hacienda, afectará a 2.843 contribuyentes y permitirá recaudar 12,6 millones más en 2016.

Repercutirá sobre todo en hoteles y comercios ubicados en edificios históricos del centro de la capital que hasta ahora pagaban al Consistorio un 20 % del IBI, al beneficiarse de la bonificación que este año el equipo de Gobierno de Ahora Madrid elimina.

Entre los afectados están los propietarios de los míticos hoteles Palace y Rtiz, ambos en la plaza de Neptuno, y un importante número de inmuebles situados en la Gran Vía madrileña, incluido el número 32, sede histórica de la Cadena Ser que, tras ser adquirida por Amancio Ortega, alberga el titánico Primark inaugurado hace unos días.

El Consistorio de la capital reducirá además la amortización de su deuda, de 4.766 millones, que pasará del 21% al 14% el próximo año, es decir, de 734 millones a 556.

De este modo, Manuela Carmena pretende incrementar la partida destinada a programas sociales en un 24%.

El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha justificado esta medida al asegurar que en esos edificios históricos se desarrollan actividades que “producen beneficio a quien las presta” y que por ello en un momento como el actual ve necesario abordar ese cambio porque es “una vía muy razonable de obtener ingresos”.

“Es una cantidad sensible de dinero concretada en pocos recibos y que entendemos que es un esfuerzo que además las entidades afectadas, entre comillas afectadas, estarán muy gustosas de que eso contribuya a una mejora de la ciudad, que es lo que pretendemos”, ha comentado el concejal.