Sí que es Pot plantea un referéndum en el 2016 pactado con el Estado

Catalunya Sí Que es Pot (CSQEP) ha presentado hoy una propuesta de resolución para que el Parlament lleve a las Cortes en el primer trimestre de 2016 una iniciativa de reforma de la ley de Referendos para que Cataluña decida su futuro. Frente a la declaración para iniciar el proceso de independencia que presentaron ayer Junts pel Sí y la CUP, el grupo parlamentario que lidera Lluís Rabell ha presentado hoy en el registro de la cámara catalana una propuesta de resolución centrada en tres puntos: un plan de rescate social y el inicio de un proceso constituyente que incluye que los catalanes puedan decidir su futuro político en un referéndum de autodeterminación.

Catalunya Sí Que es Pot plantea que el Parlament presente en las Cortes durante el primer trimestre de 2016 una proposición de ley de reforma de la Ley Orgánica de Referendos para que Cataluña pueda decidir su relación con el Estado en el transcurso de ese mismo año. En el caso de que se mantenga una situación de “bloqueo” y de negativa del Estado a la celebración de un referéndum de autodeterminación, pide en su tercer punto de la propuesta de resolución que el Parlament impulse a finales del 2016 una “enérgica” movilización ciudadana.

En rueda de prensa en el Parlament para explicar los detalles de esta iniciativa parlamentaria de Catalunya Sí Que es Pot, Rabell ha defendido su propuesta como el “camino transitable, razonable y serio” frente a la declaración de los independentistas, que ha tachado de “fuegos artificiales”. “Estamos en una situación de empate infinito, de bloqueo, y la propuesta de ayer -de Junts el Sí y la CUP- es una huida hacia adelante, tienen fuerza para echar un pulso al Estado, pero no para ganarlo. El camino del referéndum no es fácil, pero puede tener más apoyos en el Estado que una declaración hacia la independencia”, ha argumentado Rabell.

El presidente del grupo parlamentario de CSQEP ha reclamado que su propuesta sea debatida en el pleno de la cámara catalana en “plano de igualdad” a la que presentaron ayer los independentistas, y ha precisado que su formación no enmendará la declaración hacia la República catalana, aunque interpreta de forma errónea el “mandato democrático” del 27S. Respecto a las propuestas que puedan presentar Ciutadans, el PSC y el PP, Rabell ha asegurado que su grupo “no hará frente común con nadie, no estamos en el frente del ‘no”.

Por otro lado, ha criticado la “gesticulación” y las “amenazas” del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la declaración de los independentistas, actitud que ha atribuido al clima preelectoral para movilizar a los votantes que “ha perdido”.