C’s y PSC, por separado, piden reconsiderar la declaración de independencia

Ciutadans y PSC, por separado, registrarán esta mañana a primera hora sus propuestas a la Mesa del Parlament para que reconsidere admitir a trámite la propuesta de resolución de JxS y la CUP para iniciar el proceso de creación de la república catalana, una reconsideración que iría pareja a un pronunciamiento de los servicios jurídicos de la Cámara.

Aunque ayer ambos partidos y PPC estudiaban presentar esa petición de forma conjunta, finalmente C’s y PSC lo harán cada uno por separado, mientras que el PPC no puede hacerlo por una cuestión formal, ya que aún no están constituidos como grupo, una de las claves para frenar por ahora la iniciativa de JxS y la CUP.

Según han confirmado fuentes de ambos partidos, en unos minutos en el Parlament registrarán sendas peticiones a la Mesa para que reconsidere su decisión de admitir a trámite la propuesta de JxS y CUP, algo que iría en paralelo a un pronunciamiento de los servicios jurídicos parlamentarios.

En el caso del texto que registrará el PSC -escrito que probablemente contará con el apoyo de SíQueEsPot en la Mesa-, se considera que la iniciativa vulnera la legalidad y sobrepasa la Constitución y el Estatut, por lo que se cree que la propia Mesa del Parlament tiene capacidad de frenar y no admitir a trámite la propuesta de resolución si así lo considera también.

Los socialistas presentarán un escrito con una batería de argumentos “formales y materiales” para frenar en seco la propuesta, como por ejemplo que no están constituidos todos los grupos parlamentarios, a falta del PP, que cuenta aún con ocho días hábiles a partir del día después del pleno de constitución del lunes.

Se hace alusión a las últimas tres legislaturas, al recordar que nunca se admitió a trámite ninguna propuesta hasta que los grupos estuvieron constituidos; y se subraya que es la Junta de Portavoces la que fija el día de celebración del pleno y el orden del día, pero no puede reunirse hasta que no se formen todos los grupos.

Pero en el texto también se señala que, a falta de investir al presidente, un gobierno en funciones no tiene atribuciones para impulsar los puntos que plantean JxS y CUP; y se recuerda que existe jurisprudencia del Constitucional que permite a la Mesa frenar la admisión a trámite si considera que choca con la legalidad.

De hecho, los socialistas han tirado de hemeroteca y en el escrito se hace referencia a casos anteriores como cuando en 2010, por ejemplo, la Mesa acordó impedir que se tramitara la Iniciativa Popular (IP) auspiciada por Alfons López Tena que pretendía convocar un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

Por su parte, la líder de Ciutadans, Inés Arrimadas, ha convocado una rueda de prensa a media mañana en el Parlament en el que se darán detalles de la propuesta de su partido.

Por otro lado, el hecho de que el PP juegue la carta de retrasar aún su constitución como grupo podría obligar a que el pleno extraordinario en el que Junts pel Sí (JxS) y la CUP prevén aprobar su propuesta resolución para el inicio del proceso hacia la independencia se retrase hasta al menos el 6 o el 9 de noviembre, según fuentes parlamentarias.