El Parlament se constituye este lunes para una legislatura que se prevé corta

El Parlament se constituye mañana bajo la presidencia de la exlíder de la ANC, Carme Forcadell, mientras sigue en el aire la investidura del presidente de la Generalitat en un momento en el que la CUP, que tiene en sus manos la reelección de Artur Mas, avisa de que la responsabilidad es de "todos".

La undécima legislatura del Parlamento catalán comienza mañana, a las 11:00 horas, con la primera sesión constitutiva en la que tomarán posesión de su escaño los 135 diputados electos, aunque los partidos favorables a la independencia -CDC, ERC y la CUP-, prevén que su duración sea solo de dieciocho meses, hasta la culminación del proceso independentista.

De hecho, una de las primeras actuaciones en la que trabajan en estos momentos Junts pel Sí y la CUP es la negociación de una declaración inicial en la Cámara catalana, como primer paso del inicio del proceso de “desconexión” de Cataluña con España.

En esta declaración en la Cámara catalana, se fijará como objetivo el de constituir “un nuevo Estado en forma de república”, texto que podría ser aprobado antes de la investidura del presidente de la Generalitat, cuestión que sigue siendo el principal escollo para que Junts pel Sí y la CUP lleguen a un acuerdo ante las reticencias de este último partido a que Artur Mas sea de nuevo el jefe del Ejecutivo catalán.

De hecho, el líder de la CUP, Antonio Baños, ha lanzado hoy un mensaje muy claro al advertir a CDC y ERC, en declaraciones a RAC1, de que la responsabilidad para que haya un acuerdo entre ambas partes y culminar el proceso independentista y que éste no descarrile es de “todos”.

“Si todos estamos de acuerdo con todo, con el plan de choque, la ruptura de las leyes españolas y la constitución catalana, y lo paramos y descarrilamos, porque el señor Mas dice que es president o lo echamos todo a perder, la responsabilidad no sé si sería de la CUP”, ha avisado Baños.

Por el contrario, la vicepresidenta y portavoz del Govern en funciones, Neus Munté, ha defendido en declaraciones a TV3 que Mas debe ser el candidato a la presidencia de la Generalitat, ya que era el aspirante de la lista Junts pel Sí, que ha ganado las elecciones, y ha asegurado que ella no se ha planteado presidir el gobierno catalán.

Con el Parlament constituido y la investidura pendiente, la líder de la oposición, Inés Arrimadas, ha insistido en que Ciudadanos tiene un proyecto de “futuro y de unión” para los catalanes y los españoles, y ha criticado el “victimismo” del president.

Por su parte, el secretario general de UDC, Ramon Espadaler, ha expresado su preocupación por la situación de “incertidumbre” y “provisionalidad” actual, y ha considerado que Cataluña “no se puede permitir” un gobierno en manos de la CUP.

A pocas horas de que se constituya el nuevo Parlament, Munté ha recordado hoy que la previsión es que la legislatura tenga una duración máxima de dieciocho meses.

De acuerdo con la hoja de ruta pactada entre CDC, ERC y las entidades soberanistas, el primer paso es la aprobación en el Parlament de una declaración de inicio del proceso de independencia y, acto seguido, comenzaría la preparación de las llamadas estructuras de Estado, aunque sin darles forma jurídica para que no puedan ser impugnadas por el Gobierno.

Posteriormente, se procedería a la proclamación de la independencia a partir de la “desconexión” del ordenamiento jurídico español e, inmediatamente, el Parlament aprobaría la ley de transitoriedad jurídica, que tiene que regular de manera provisional los elementos estructurales del nuevo Estado y las cláusulas generales que garanticen la seguridad jurídica y la sucesión ordenada de administraciones.

Culminadas estas primeras etapas, la hoja de ruta prevé la convocatoria de elecciones constituyentes en un plazo máximo de dieciocho meses desde las catalanas del 27S, para que el nuevo Parlament elabore la constitución catalana, que debería ser aprobada en referéndum.