Mas pide apoyo masivo para ganar “fuerza y legitimidad” ante Europa y EEUU

Así, "las capitales europeas y Washington verían que, incluso en las peores condiciones, llegamos a tener mayoría de votos", advierte el presidente de la Generalitat

El presidente catalán y número cuatro de la candidatura Junts pel Sí, Artur Mas, ha pedido este sábado un apoyo masivo en las urnas para que las listas independentistas venzan en votos y escaños en las elecciones del 27S y su proyecto gane “fuerza y legitimidad” en las capitales europeas y Washington. Después del reciente pronunciamiento del presidente de los EEUU, Barack Obama, en favor de una España “fuerte y unida” y del aviso de la Comisión Europea ante una eventual salida del club comunitario de una Cataluña independiente, Mas ha hecho hincapié en que sería “muy importante” que el independentismo ganase en votos y diputados.

Así, “las capitales europeas y Washington verían que, incluso en las peores condiciones, llegamos a tener mayoría de votos”, si bien con una mayoría de escaños el proceso seguiría adelante, ha dicho en una entrevista al diario ARA. “Si tenemos la mayoría en el Parlamento de Cataluña, tenemos la fuerza y la legitimidad para no detener este proceso”, ha añadido.

Si Cataluña se proclamase independiente, según Mas, la Unión Europea actuaría con “pragmatismo” y evitaría aislarla: “¿A los europeos les interesa tener que pasar por Cataluña para llevar sus mercancías y servicios a España pagando aranceles y aduanas? Esto es absurdo en una Europa donde precisamente se han derribado las aduanas y las fronteras”.

Mas ha garantizado que si repite como presidente de la Generalitat “nadie se encontrará en una situación violenta personal que le cree una inseguridad jurídica permanente”.

Además, ha insistido en que el proceso hacia la independencia debería ser negociado y no unilateral: “No queremos dar la espalda al Estado español, desentendernos de él, de la deuda pública o de la solidaridad. Lo que decimos es que queremos hacerlo bien, de acuerdo con él y con la Unión Europea”.

“No quiero que España salga perjudicada”, ha asegurado, antes de añadir que si el Estado se niega a negociar a pesar de una eventual mayoría independentista en el Parlament, en algún momento pedirá una “implicación” internacional para que se ejerza “algún tipo de arbitraje”.