Hungría detiene un tren con refugiados que querían llegar a la frontera con Austria

Un tren regional que salió hoy con cientos de refugiados a bordo de la estación Budapest Keleti hacia la frontera con Austria fue detenido hoy en la ciudad Bicske, donde permanecía varado por la tarde en medio de una creciente tensión, informó la agencia de noticias MTI. La desesperación llevó a uno de los refugiados a arrojarse con su mujer y su bebé a las vías del tren, de donde fue retirado por la policía.

La policía húngara intentó bajar a los estimados 300 refugiados, en su mayoría sirios, para trasladarlos en autobuses a un centro de acogida no especificado, aunque numeroso inmigrantes comenzaron a protestar, por no querer ir a un campamento. Después de varios intentos fallidos, la policía desistió y los refugiados se subieron de nuevo al tren, informó MTI. La policía húngara acudió al lugar con decenas agentes y con una veintena de vehículos, entre ellos autobuses. Muchos de los 300 refugiados protestaron contra la medida, gritando “No camp! No camp!” (No al campamento).

El tren había partido abarrotado de refugiados hoy, a las 11.18 hora local (09.18 GMT), de Budapest hacia la ciudad de Sopron, en el noreste de Hungría, junto a la frontera con Austria, según pudo comprobar Efe. A las 16.30 hora local (14.30 GMT) el tren seguía en Bicske y la policía empezó a llevarse los refugiados en pequeños grupos, en un primer transporte a 4 personas, supuestamente al campamento situado en la localidad, informó el portal hvg.

Algunos refugiados trataron de huir y salir corriendo de la estación, pero la policía los llevó de vuelta al tren, agrega el portal informativo “index”. Además, la policía húngara prohibió a los periodistas permanecer en los andenes de la estación, donde se produjeron varios forcejeos entre agentes y refugiados. Mientras tanto, una ambulancia llegó a la estación, ya que un niño refugiado tuvo que ser tratado por los médicos, explica el portal origo.

La información de la retención del tren parece haber llegado con rapidez a los refugiados en Budapest y en el siguiente tren que partió a Sopron ya no había refugiados. Sin embargo, otro tren salió cerca de las 15.00 hora local (13.00) de Budapest y tenía previsto llegar en los próximos minutos a Györ, una ciudad situada a medio camino entre Budapest y Viena,. Allí, medio centenar de policías se han colocado en el andén, y han bajado a 80 refugiados, informó “index”.