El Círculo de Empresarios descarta la secesión de Cataluña pero admite cierta ‘inquietud’

El vicepresidente del Círculo de Empresarios y exministro 'popular', Josep Piqué, descarta que vaya a producirse una secesión de Cataluña, aunque reconoce que todo este "desafío político", del que ha responsabilizado tanto a la clase política catalana como a la española, genera "inquietud", y ha pedido a los gobiernos que "piensen en el interés general y no sólo en un determinado objetivo político imposible".

En la rueda de prensa de presentación de su informe sobre los Presupuestos de 2016, Piqué ha asegurado que entre los empresarios “no hay inquietud respecto a la posibilidad de la secesión porque no se va a producir”, aunque sí ha admitido que “este desafío político claro sí genera inquietud”.

A renglón seguido, ha recordado que los catalanes, “como el resto de españoles, tienen el derecho a decidir” reconocido desde 1977 y que, de hecho, lo han ejercido abundantemente, ya que han votado “38 veces en 38 años”. Por eso, considera que lo que hace falta para “generar certidumbre” es que los gobiernos “gobiernen de acuerdo a las leyes, que hagan lo que tengan que hacer, que respondan ante los ciudadanos y que piensen en el interés general y no sólo en un determinado objetivo político imposible” que, además, se está utilizando para “no hablar de la acción de gobierno de la Generalitat o de la actividad legislativa del Parlament”.

El exdirigente ‘popular’ también ha subrayado que “todo el mundo tiene responsabilidad” en que se haya llegado hasta este punto, aunque considera que “aquí no vale la equidistancia” porque el Gobierno central “tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir la ley” mientras que “en Cataluña las instituciones están teniendo una actitud distinta”. Y ésta es, precisamente, la diferencia fundamental entre anteriores tensiones separatistas que han protagonizado territorios españoles y la coyuntura actual: Que “el proceso secesionista se articula desde las propias instituciones, que son de todos y se ponen al servicio de un proyecto político que no es de todos”, algo que según Piqué “no sucedía desde 1934”.

“Clara conciencia de que habrá que incumplir la ley”

Además, el vicepresidente del Círculo de Empresarios ha señalado que el Ejecutivo de Artur Mas ha iniciado todo este proceso “asumiendo de manera explícita el enorme coste, no sólo de la desafección entre Cataluña y el resto de España sino, sobre todo, un enorme desgarro interno de la sociedad catalana”. Por eso, espera que tras las elecciones del 27 de septiembre todas las partes implicadas en la situación trabajen “con diálogo y sentido común” para que “las instituciones vuelvan a ser de todos” y para “recuperar la cohesión interna de la sociedad catalana y la plena convivencia en libertad”.

Igualmente, ha subrayado que muchas de las promesas que se están haciendo de cara al día después de los comicios “se hacen desde la clara conciencia de que habrá que incumplir la ley”, aunque confía que el 28 de septiembre “eso no merezca ninguna discusión” y “todos se comprometan a cumplir escrupulosamente la ley y las reglas del juego”. En la misma línea, el presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, ha recordado que los catalanes llevan 500 años viviendo “juntos” con los españoles, y que esa relación “ha ido fenomenal a las dos partes”, como demuestra el que “Cataluña es una de las regiones más prósperas, modernas, dinámicas e innovadoras de Europa”.

“Si se aplica el seny, se concluye que hay que recomponer las cosas”

“Nos ha ido muy bien, y a los catalanes también. Y hemos entrado en una dinámica un poco disparatada, cuya mecha se inició con un tema fiscal pero que evidentemente tiene un componente emocional muy importante que se ha ido exacerbando”, ha continuado, señalando no sólo a los catalanes sino también a los “poderes públicos centrales y a los medios no catalanes” como culpables del punto de “desencuentro” al que se ha llegado. Una situación “muy incómoda” no sólo para el conjunto del país sino, particularmente, para la sociedad catalana que debe llevar a una “reflexión” porque “desde el punto de vista racional, si se aplica el seny”, se concluye que “hay que recomponer las cosas para que todos salgan ganando”. “Si no, todos saldremos perdiendo, pero especialmente Cataluña”, ha advertido.

Vega de Seoane ha reconocido también que tenía la “esperanza” de que el tema se “recondujera” hace tiempo, aunque cree que desde que “los dirigentes de este llamado proceso se lanzaron por el despeñadero” parece que no hay marcha atrás. “Pero confío en que el pueblo de Cataluña, que es muy sensato, se pronuncie en las elecciones y que, con independencia del resultado, se cumpla la ley”, ha añadido, advirtiendo de que “determinadas opciones están absolutamente fuera de la ley”.

En cuanto al día después de las elecciones, el presidente del Círculo de Empresarios recomienda “trabajar para recomponer” una relación que “ha sido y sigue siendo estupenda” a pesar de “unos miles de personas que, en un lado y en otro y con una actitud seguramente irracional y muy condicionada por el estado emocional”, están poniendo trabas a esa relación.

“Tenemos que hablar, particularmente en un momento en el que España tendrá cambios muy importantes en el arco parlamentario. Porque tras casi 40 años de convivencia con reglas que han funcionado muy bien pero en un mundo que está cambiando mucho hay que recomponer muchas cosas, entre otras nuestra relación con Cataluña. Y creo que lo vamos a hacer porque somos gente razonable y sería un disparate no hacerlo”, ha concluido Vega de Seoane.