El presupuesto de la Casa Real sube un 1%, hasta los 7,86 millones

La cantidad asignada al rey Felipe VI, que después establece el reparto entre su familia, experimenta la mínima subida destinada a todos los funcionarios públicos

El presupuesto de la Casa del Rey para el año 2016 experimentará una ligera subida con respecto al ejercicio actual y se situará en 7,86 millones de euros, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentado este martes por el Gobierno en el Congreso de los Diputados.

El Presupuesto está dividido en varios tomos y, mientras que en la serie roja las cuentas de la Casa del Rey se sitúan en 7,78 millones de euros -cifra exactamente igual que la de 2015-, en la serie amarilla, con la suma de las transferencias corrientes, la partida se queda finalmente en 7,86 millones. Esta ligera subida corresponde al 1% que se ha aplicado a todos los trabajadores públicos, según había anunciado previamente el Ejecutivo.

Por tanto, se trata de la primera vez en seis años que las cuentas de la Casa del Rey, institución que sirve de apoyo al monarca en el desempeño de sus funciones constitucionales, suben con respecto al año anterior. Estas cuentas llevaban dos años congeladas.

El presupuesto de la Casa del Rey comenzó a bajar a partir de 2010. Ese año, la institución dispuso de 8,9 millones de euros y fue en 2013 cuando sus cuentas públicas se situaron por primera vez en una cantidad inferior a la que venía recibiendo desde 2006, que superaba siempre los 8 millones de euros.

La partida que cada año se asigna a la institución en los Presupuestos Generales del Estado tiene por fin servir al “sostenimiento” de la Familia y la Casa del Rey y es el monarca el encargado de distribuir “libremente” esta cantidad, según establece el artículo 65.1 de la Constitución.

Por tanto, estos serán los segundos Presupuestos que asigne el Rey Felipe VI. Con sus primeros presupuestos este año, el monarca se redujo el sueldo como jefe del Estado un 20 por ciento con respecto a la asignación que tenía don Juan Carlos en 2014, recibiendo así un total de 234.204 euros brutos.

A la hora de fijar la disminución de la asignación de Felipe VI se tuvieron en cuenta las cantidades que perciben los representantes de las altas instituciones españolas y también las de jefes de Estado extranjeros: las presidencias de Repúblicas representativas, como Alemania e Italia y las cabezas de las Monarquías europeas.

Los cuatro miembros de la Familia Real española tienen de hecho menor asignación en conjunto que otras familias reales europeas, según precisó en su día la Casa del Rey, que explicó que, en el caso del Rey Juan Carlos, se observaron las retribuciones de aquellos monarcas europeos que también habían abdicado.

La asignación global del Estado a la Casa del Rey se congeló por primera vez en 2010, cuando se mantuvieron los 8,9 millones de euros presupuestados para el año anterior, y disminuyó a lo largo de los cuatro ejercicios siguientes, con 8,43 millones en 2011, 8,26 millones en 2012, 7,93 millones en 2013 y 7,78 millones en 2014.