Florentino Pérez: “Nadie del Madrid ha pedido a Iker que dejara el club”

El presidente del Real Madrid asegura que comprende el deseo de marcharse del guardameta en un homenaje forzado un día después de su despedida en solitario

El Real Madrid e Iker Casillas escenifican una despedida idílica forzada un día después de la solitaria comparecencia del ya nuevo jugador del Oporto. El presidente del club blanco, Florentino Pérez, ha comparecido con el guardameta en el palco de honor del Santiago Bernabéu para aclarar que su marcha ha sido por deseo propio y que “nadie del Real Madrid le ha pedido” que se fuera. En su declaración ante los medios de comunicación, el dirigente madridista ha adelantado que habrá un partido homenaje al que ha calificado como uno de los “mitos” de la entidad y ha afirmado que comprende la decisión del mostoleño después de “dos años de mucha presión”.

Iker nos deja porque ese ha sido su deseo, que nosotros tenemos que respetar”, ha asegurado Florentino Pérez. “Nadie del Real Madrid le ha pedido que dejara el club. Nos pidió que facilitáramos el acuerdo con el Oporto y se lo debíamos porque se lo había ganado en estos 25 años”, ha aclarado.

El presidente del Real Madrid ha señalado que comprende “perfectamente” la decisión del jugador. “Los dos últimos años, y sobre todo este último, han sido de mucha presión para él. Aunque a mí me hubiera gustado que acabara su carrera aquí, le entiendo y le comprendo”, ha dicho.

Pérez ha aprovechado su comparecencia para reprochar su comportamiento a los aficionados madridistas que han criticado con dureza a Casillas en las últimas temporadas. “A los mitos hay que cuidarlos. Dentro de muchos años los aficionados y socios seguirán reconociendo su grandeza”, ha añadido, aunque ha reconocido que “la salida de los jugadores nunca ha sido fácil”.

“Pero en este club tenemos la obligación de venerar a nuestro ídolos. No comprendo que un sector de nuestra afición se haya comportado así con nuestros jugadores. Que todo esto nos sirva de reflexión para el futuro”, ha exigido.

La “despedida austera” de Casillas

El dirigente madridista ha aludido a las críticas por la soledad en la que compareció el jugador ante la prensa este domingo, sin representación del cuerpo técnico ni la directiva, y con sus compañeros de camino ya a Australia. “Iker quería una despedida sencilla y austera y nosotros le respetamos. Estamos trabajando desde el primer momento en un partido homenaje”, ha avanzado.

Igualmente, desveló que el acto de homenaje de este lunes estaba previsto celebrarlo sin Iker, pero le agradeció que haya retrasado su viaje a Portugal para asistir al mismo. “Lo único que ha cambiado es que Iker me acompaña. Todo lo demás estaba previsto. No sé si el homenaje podrá ser este verano, pero será lo antes posible para homenajear a uno de los mitos y leyendas del madridismo”, ha afirmado sobre un posible encuentro contra el Oporto, posiblemente el 12 de agosto en el Trofeo Bernabéu.

Florentino Pérez ha mencionado que Casillas “tiene las puertas del club abiertas” y ha considerado que “tiene todo el derecho del mundo a iniciar una nueva etapa junto a su mujer y su hijo”. “Se merece más que nunca nuestro respeto y apoyo”, ha reiterado, antes de darle las gracias y desearle “toda la suerte”.

Sobre su posible sustituto, el meta español del Manchester United, David de Gea aseguró que cada vez que se va una persona como Iker Casillas es muy complicado encontrar un recambio.

“A un mito es muy difícil sustituirle. En este momento, solo pensamos en decir adiós a Íker con todo el reconocimiento y cariño que se merece. Se nos va Iker y empezaremos a ver quién va a venir. De Gea es un magníficio portero que pertenece a un club que es amigo y no tenemos que opinar. Sustituirle es imposible, el que venga no formará una parte importante durante 25 años en la historia del Real Madrid”, sentenció.

Iker Casillas, que ha asistido al discurso de su presidente con gesto muy serio, ha tomado la palabra para agradecer al club y a la directiva todos estos años.

“Esta es ya la definitiva”, ha bromeado sobre esta improvisada despedida, que se anunció este mismo lunes por la mañana.

“Gracias a todos los madridistas que me han apoyado siempre y a los que hemos tenido discrepancias, lo siento. Me quedo con lo bueno“, ha dicho, algo más relajado, pero de nuevo al borde de las lágrimas.

“Soy un madridista más que siempre que pueda vendré a animar al equipo”, ha prometido el jugador antes de intercambiar un apretón de manos y una palmadita en la espalda con el que este lunes ya no era su presidente.

Los comentarios de Disqus están cargando....