El PSOE recupera Extremadura y Castilla-La Mancha gracias a Podemos

Cospedal se despide de la Presidencia lanzando un dardo a Page al que acusa de ser "el primer presidente sin ganar las elecciones

El PSOE ha recuperado este miércoles los Gobiernos de Extremadura y Castilla-La Mancha gracias al apoyo de Podemos. En Extremadura, el candidato socialista, Guillermo Fernández Vara, ha sido investido presidente para la novena legislatura autonómica con los 30 votos de su grupo y los seis de Podemos, y la abstención de PP (28) y Ciudadanos (1). Por su parte, las Cortes de Castilla-La Mancha han investido al candidato del PSOE, Emiliano García-Page, presidente de la comunidad autónoma gracias a los votos a favor de los 15 diputados socialistas y los 2 de Podemos y con 16 votos en contra del grupo parlamentario popular.

Fernández Vara, que fue jefe del Ejecutivo extremeño entre 2007 y 2011, ha recibido el apoyo mayoritario de la Asamblea extremeña, tal como estaba previsto y habían anunciado en días atrás la totalidad de los Grupos Parlamentarios.

Cuatro años después de aquel saludo entre Vara, que decía adiós a cuatro años al frente del Ejecutivo extremeño, y el entonces elegido presidente, José Antonio Monago, los mismos actores han repetido hoy escena y gesto pero con los papeles cambiados. Tras la votación, el nuevo presidente extremeño ha recibido un prolongado aplauso de su Grupo Parlamentario y de numerosas personas que se han dado cita en el hemiciclo regional.

Aunque todo estaba previsto en cuanto a apoyos y abstenciones, el sufragio oral de dos diputados de Podemos ha llamado la atención de los presentes, pues a la hora de decir “sí” a la investidura de Vara han añadido una frase: “por mandato de las bases”, en referencia al resultado mayoritario que dieron sus militantes para apoyar a Vara en una consulta interna, pese a que algunos dirigentes eran más favorables a la abstención.

Natural de Olivenza (Badajoz), casado y con dos hijos, Fernández Vara ha sido recibido entre aplausos y al grito de ¡presidente, presidente! por sus compañeros de grupo cuando éste ha accedido al Patio Noble de la Asamblea para atender a los periodistas. Ha manifestado que “acaba una etapa, la de predicar...y empieza otra etapa, la de ejecutar”, razón por la que, tras tomar posesión del cargo este sábado, empezará a cumplir “los compromisos que tienen que ver con la vida de la gente”.

Así, el lunes a primera hora mantendrá un encuentro con los directores de los medios para iniciar “una etapa nueva” en la que la publicidad institucional se haga de acuerdo a las directrices de una Comisión de Expertos con datos “auditables y comprobables”.

También se reunirá ese día con los agentes sociales y hablará con los principales representantes de las entidades financieras en Extremadura para convocarles a una reunión para analizar cómo dar respuesta a uno de los principales problemas: la exclusión social. Un trabajo que, según ha dicho, desempeñará con “toda humildad” pero también con “contundencia”.

Previamente, Vara ha insistido, en contestación a los grupos durante el debate, en la necesidad de que el Gobierno central se comprometa con esta región, “esté en la Moncloa Mariano Rajoy o Pedro Sánchez”, así como en rechazar la existencia de una coalición con Podemos, escenario que sí ha sido apuntado por el PP.

Monago ha acusado a Fernández Vara tanto de plantear un discurso que “navega entre el pedimos y el podemos”, como de hacer un “ejercicio de inconsciencia extraordinaria” al plantear un régimen fiscal especial para Extremadura.

El portavoz de Podemos, Álvaro Jaén, ha afirmado que, aunque su grupo le ha dado su apoyo, existen “razones para dudar de la credibilidad” del PSOE, que “decepcionó” a los extremeños al no estar “con los de abajo, con los más humildes”; y “acomodarse” en el bipartidismo, o alternancia en el poder con el PP.

Desde Ciudadanos, su portavoz, María Victoria Domínguez, le ha pedido a Vara que “blinde los presupuestos” de dependencia y discapacidad con el fin de “ponerlos a salvo de vaivenes políticos”.

El PSOE arrebata C-LM a Cospedal

Por otro lado, las Cortes de Castilla-La Mancha han investido al candidato del PSOE, Emiliano García-Page, presidente de la comunidad autónoma gracias a los votos a favor de los 15 diputados socialistas y los 2 de Podemos y con 16 votos en contra del grupo parlamentario popular.

García-Page, que tomará posesión el sábado 4 de julio en un acto público en el Palacio de Fuensalida de Toledo, sede de la Presidencia regional, será el tercer presidente socialista de la comunidad autónoma en 32 años de democracia en Castilla-La Mancha y relevará en el cargo a María Dolores de Cospedal, que ha presidido durante 4 años el único gobierno del PP en la región.

Después de la votación, el nuevo presidente castellanomanchego ha recibido un largo aplauso de los miembros de su grupo parlamentario, el socialista y, al finalizar la sesión, su predecesora, María Dolores de Cospedal, se ha acercado a García-Page y le ha extendido la mano para darle la enhorabuena, en un saludo de escasos segundos.

García-Page es el primer presidente de Castilla-La Mancha que gobernará en minoría, tras 32 años de mayorías absolutas (siete del PSOE y una del PP), y ha logrado recuperar el gobierno para el PSOE tras alcanzar un acuerdo de investidura con Podemos, un documento que incluye trece bloques de medidas y que los líderes de ambas formaciones han firmado ante notario.

El nuevo jefe del Ejecutivo autonómico ha subrayado que quiere gobernar para los que le han votado “y para los que no” y se ha comprometido a no repetir como candidato en las próximas elecciones autonómicas si no consigue dar la vuelta a las cifras del paro.

Cospedal y García-Page se han cruzado durante sus discursos declaraciones sobre quién ha cumplido más récords y, mientras la primera le ha dicho que es el primer presidente que gobernará tras perder elecciones, el segundo le ha respondido que ella es “el primer presidente que pierde a la primera” en Castilla-La Mancha.

La hasta hoy presidenta de Castilla-La Mancha ha intervenido durante una hora y, aunque ha reconocido que el acuerdo entre PSOE y Podemos es “legítimo y democrático”, ha subrayado que fue el PP el partido que más votos, escaños y porcentaje de votos consiguió en las urnas en las elecciones del 24 de mayo.

Cospedal, además, ha preguntado con qué programa electoral gobernará el PSOE en Castilla-La Mancha, pues ha opinado que ayer, durante su discurso de investidura, García-Page “no profundizó en las condiciones, plazos y medidas a las que les obliga su pacto con Podemos”. Y ha deseado que el cambio de gobierno en la región “no malogre la recuperación económica y social” que a su parecer ya está llegando en Castilla-La Mancha y que se ha alcanzado gracias al esfuerzo de los ciudadanos.

A las declaraciones de Cospedal, García-Page ha respondido que los resultados de las elecciones ponen de relieve que hay más votos pidiendo que Cospedal saliera de la Presidencia, y todo ello, con una ley electoral aprobada en solitario por el PP y que no quiso debatir con el PSOE.

Por su parte, el diputado regional y líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, ha advertido en su primera intervención en las Cortes regionales de que su formación no ha llegado para “colorear” la Cámara sino para “demostrar que hay otros modos de hacer política” y a trabajar “por una sociedad más justa”.

“Ya estamos aquí, la anomalía, el accidente institucional”, ha comenzado afirmando el portavoz de Podemos, quien ha recalcado que habla “en nombre de los miles de ciudadanos” que les han votado “para que sus intereses y su voz estén representados aquí hoy”.

Las investiduras pendientes

En Asturias, ninguno de los tres candidatos que optaban a la investidura como presidente del Principado -Javier Fernández (PSOE), Mercedes Fernández (PP) y Emilio León (Podemos)- ha obtenido la mayoría absoluta en la primera votación celebrada hoy en el Parlamento asturiano, que deberá repetirse el próximo viernes.

A dicha votación concurrirán los dos candidatos más votados, que han obtenido el respaldo sus respectivos grupos (14 el PSOE y 11 el PP) mientras que León, con nueve votos, ya no optará a la segunda ronda en la que será investido presidente quien obtenga el mayor número de apoyos, previsiblemente el socialista Javier Fernández.

En Cantabria, el candidato regionalista Miguel Ángel Revilla deberá someterse el viernes a una nueva votación para ser presidente con el apoyo del PSOE, después de no haya conseguido hoy la mayoría absoluta de 18 votos requerida en primera ronda.

Ha recibido 17 votos a favor (los de su partido, el PRC y del PSOE), 15 en contra (del PP y Ciudadanos) y tres abstenciones (los diputados de Podemos), por lo que en 48 horas se celebrará una nueva sesión en la que, si se cumplen las previsiones, resultará elegido por mayoría simple

Tampoco el candidato popular a presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha logrado la mayoría absoluta para ser elegido, ya que se han abstenido los cuatro diputados de Ciudadanos (C’s), como estaba previsto, por lo que será elegido el próximo día 3 con mayoría simple.

Ha obtenido el voto a favor de los 15 diputados del PP, la abstención de los de C’s, y el voto en contra de los 10 diputados del PSOE y de los 4 de Podemos.

Ceniceros será elegido el próximo día 3 presidente del Gobierno de La Rioja y sustituirá al popular Pedro Sanz, quien ha ocupado este cargo durante 20 años con mayoría absoluta y en breve será designado senador autonómico con el apoyo del PP y C’s.