Los cambios que prepara Rajoy para el PP y el Gobierno no serán 'sólo cosméticos'

Moncloa ve a Rajoy o Iglesias como próximo presidente ante la deriva de "radicalidad" que han emprendido los socialistas

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, augura que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no se limitará a hacer cambios "cosméticos" ni en el Ejecutivo ni el PP y que las modificaciones que el propio jefe el Ejecutivo anunció que haría tras las elecciones locales y autonómicas del pasado 24 de mayo no se limitarán a retoques de "chapa y pintura".

"Una remodelación cosmética no es remodelación", ha comentado Ayllón en una conversación con periodistas en el Palacio de la Moncloa al ser interrogado sobre los planes del presidente del Gobierno.

En esta línea, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, muy próximo a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, ha comentado que los cambios meramente cosméticos "no son cambios realmente" y que, en cualquier caso "no hace falta" hacer "muchos" para que sean de calado, dando a entender que más que el número de personas a las que afecte habrá que tener en cuenta la relevancia de los afectados.

No obstante, Ayllón ha admitido que desconoce cuáles son las intenciones de Rajoy y ha remarcado que será el presidente del Gobierno el que anuncie las decisiones que vaya tomando cuando lo considere oportuno.

Eso sí, ha explicado que ni él ni la 'número dos' del Gobierno han sido apercibidos como responsables de la política de comunicación del Ejecutivo, pese a que el propio Rajoy ha apostado públicamente por mejorar la comunicación de los 'populares'. "Nadie me ha regañado por la comunicación del Gobierno y me consta que la vicepresidenta tampoco", ha dicho, añadiendo a renglón seguido que hay que hacer mejoras en esta materia.

En cualquier caso, el secretario de Estado ha confesado que no siente ninguna "incertidumbre" ante los cambios que pueda anunciar Rajoy y que tampoco ha notado que esa sensación entre sus colaboradores.

Ignorar a Sánchez, la estrategia

José Luis Ayllón también ha acusado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de hacer "marionetismo político" al haber acudido el pasado viernes a almorzar con Mariano Rajoy con el único propósito de "ganar puntos" ante la cena que iba a tener horas después con el líder de Podemos, Pablo Iglesias. De hecho, ha llegado a decir que, a juzgar por la deriva de "radicalidad" que, a su juicio, han emprendido los socialistas el próximo inquilino de la Moncloa será Rajoy o Pablo Iglesias.

"Pedro Sánchez vino a ganar puntos para la cena que por la noche tenía prevista con Pablo Iglesias", ha lamentado Ayllón, quien ha vuelto a reprochar al máximo dirigente el PSOE que vaya a "regalar" sus votos para permitir gobiernos de Podemos y que esté "mendigando" el apoyo del partido morado allí donde el PSOE ha quedado en segunda posición -una situación que ha definido como de "pactismo asimétrico"-- para cerrar el paso al PP.

En opinión de Ayllón, Sánchez "ha decidido cambiar cromos con Pablo Iglesias para que Podemos pueda gobernar y él pueda seguir siendo secretario general del PSOE", mientras que no "quiere hablar absolutamente nada con el PP", por lo que los 'populares', ha reconocido, no tienen "mucho que pactar" con los socialistas.

Además, el portavoz adjunto de Moncloa ha admitido que en el Gobierno se ha producido un "cambio de criterio" respecto al PSOE al que desde finales de la semana pasada los 'populares' vienen acusando de haberse radicalizado. Él mismo ha insistido este martes en esa tesis al avisar a Sánchez de que si tienen que elegir "entre el original y la copia", los ciudadanos optan por el "original".

"Entre el radical original y el que pretende serlo, el ciudadano pretende el original", ha aseverado, llegando a afirmar que si continúa por esa deriva el PSOE no tendrá opción ninguna de ser alternativa al Gobierno del PP y que, por tanto, sólo habrá dos candidatos que puedan llegar a la Moncloa tras las generales: Rajoy o Pablo Iglesias.

Ayllón da la cara por Cospedal

Por otro lado, Ayllón considera "injusto" que se acuse a la secretaria general del PP y presidenta en funciones de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, de "no dar la cara" por el partido por llevar cuatro meses sin dar una rueda de prensa en la sede nacional del PP y ha recalcado que la 'número dos' de los 'populares' ha estado volcada en la campaña autonómica y, además, ha conseguido ganar las elecciones en su comunidad.

Ayllón ha contestado que él se preocuparía si dos semanas después de unas elecciones ningún responsable del PP hubiera dado explicaciones ante los medios de comunicación, pero ha incidido en que éste no es el caso y ha hecho hincapié en que "no es novedad" que quien se someta a las preguntas de la prensa sea Floriano.

"Nadie puede decir que María Dolores de Cospedal no esté dando la cara por el PP en estos cuatro meses. Me parece injusto", ha enfatizado, recalcando que la también presidenta en funciones de Castilla-La Mancha ha estado haciendo campaña electoral en su comunidad, donde además, ha vencido al PSOE, lo que no será óbice para que el socialista Emiliano García Page se haga con el Gobierno si logra el apoyo de Podemos.

RELACIONADO