El 75% de los casos de cáncer de próstata se diagnostican precozmente

Cuando se da en menos de dos o tres localizaciones, aplicar un tratamiento como radiocirugía o radiofrecuencia, puede mejorar, "que no curar", la evolución

El 75 por ciento de los casos de cáncer de próstata se diagnostican precozmente y sólo el 10 por ciento no se pueden tratar, según ha asegurado a Europa Press el portavoz de la Sociedad Española de Oncología Quirúrgica (SEOQ), Carlos Núñez Mora, con motivo de la celebración, este jueves, del Día de la enfermedad.

Se trata del cáncer que mayor prevalencia tiene en los hombres, representando el 21,7 por ciento de todos los tumores que afectan a los varones. Además, dos de cada tres nuevos casos se producen en pacientes mayores de 65 años y se cree que uno de cada seis hombres lo desarrollará a lo largo de su vida, aunque sólo uno de cada treinta morirá por esta causa.

En la baja tasa de mortalidad ha influido de manera importante el diagnóstico precoz y, en concreto, el análisis del antígeno prostático específico, también conocido como prueba del PSA. Y es que, gracias a ella, se está consiguiendo de forma más rápida a los pacientes, reduciendo así el riesgo de fallecimiento.

Diferentes opciones de tratamiento

Concretamente, Núñez Mora ha explicado las diferentes opciones de terapia que actualmente están disponibles en España y que permiten tratar al 90 por ciento de los pacientes con cáncer de próstata.

Así, ha informado de que para los pacientes ancianos con tumores un "poco" agresivos se recomienda la vigilancia activa, es decir, realizar un seguimiento con el fin de retrasar el tratamiento hasta que el tumor demuestre "de verdad" que es agresivo.

En los casos en los que el tumor es pequeño y está muy localizado, la terapia más apropiada es la focal ya que permite tratar el tumor sin tocar el resto de la próstata, evitando así la aparición de secuelas. Además, esta técnica permite realizarla "cuantas veces sea necesaria".

Ahora bien, cuando el enfermo no es candidato a someterse a ninguna de estas intervenciones y requiere un tratamiento sobre la próstata, el 'gold standard' de la terapia es quitar todo el órgano. Sin embargo, esta cirugía lleva aparejada algunos efectos secundarios como, por ejemplo, la incontinencia urinaria (que se suele recuperar en el 98% de los casos) y la disfunción eréctil.

"Para evitar estas secuelas se desarrolla la radioterapia que intenta, en pacientes seleccionados, conseguir resultados similares a los de la cirugía, pero con menos secuelas. No llega alcanzar el éxito de la cirugía pero tiene buenos resultados si se seleccionan bien a los enfermos", ha aseverado el también jefe del servicio de Cirugía Urológica del MD Anderson de Madrid.

En este punto, ha comentado que la radioterapia puede ser de dos tipos: externa, la cual, aunque cada vez se consigue que la radiación dispersa sea "menor", perjudica a los órganos adyacentes y aumenta el riesgo de cáncer de colon y vejiga; y la braquiterapia, utilizada sólo en pacientes con tumores pequeños y de buen pronóstico.

El abordaje de la metástasis está cambiando

Finalmente, el doctor ha aseverado que "afortunadamente" el abordaje de los pacientes con cáncer de próstata metastásico está cambiando. "Hasta hace nada se consideraban enfermos incurables y sólo eran subsidarios a tratamiento hormonal y, posteriormente, quimioterapia. Afortunadamente todo esto está cambiando", ha señalado.

De hecho, ha aludido a un trabajo en que muestra que cuando la metástasis se localiza en los ganglios, la cirugía puede corregir el PSA durante varios años hasta en un 40 por ciento de los pacientes. Incluso, recalca, esta técnica puede curar el tumor.

Asimismo, prosigue, otra investigación realizada en metástasis óseas ha desvelado que cuando se da en menos de dos o tres localizaciones, aplicar un tratamiento como radiocirugía o radiofrecuencia, puede mejorar, "que no curar", la evolución de los pacientes.

"Esto son importantes avances. Además, el futuro del tratamiento del cáncer de próstata pasa por el diagnóstico precoz para poder aplicar terapias menos agresivas y mejorar la localización espacial para así aplicar mejores terapias focales", ha zanjado.