Sánchez dice que 500.000 jóvenes se han ido de España por la crisis y Rajoy le acusa de mentir porque ‘son 24.638’

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado hoy a Pedro Sánchez de "mentir" con los datos de jóvenes que han abandonado España para buscar un trabajo y ha rechazado cualquier lección suya en materia de paro. El líder del PSOE le ha augurado que los españoles pronto le van a dejar sin empleo. Rajoy y Sánchez se han cruzado reproches en materia de paro juvenil en la última sesión de control al Gobierno en el pleno del Congreso antes de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo.

Mientras que Sánchez ha asegurado que 500.000 jóvenes se han visto obligados a abandonar España para buscar fuera mejores oportunidades de empleo, Rajoy ha asegurado, tajante: “Es mentira. Son 24.638 exactamente “. El presidente, que ha basado la campaña electoral para el 24M en las cifras de la recuperación económica con las que pretende convencer a los votantes de la bondad de sus políticas, ha recomendado al líder socialista que “escriba y lea más”, especialmente los informes y las cifras del Inem y de la EPA. Ante la acusación del secretario general del PSOE de que Rajoy sólo ofrece a los jóvenes “el pasaporte o el INEM”, el jefe del Ejecutivo ha expuesto el riesgo que suponen las políticas económicas socialistas y que, a su juicio, representan “la vuelta atrás a una época ya superada”.

La del líder socialista no ha sido la única pregunta que ha respondido el jefe del Ejecutivo este miércoles. Además, ha contestad a otra del diputado de UPyD, Carlos Martinez Gorriarán, que le ha pedido que explique qué medidas va a tomar para devolver el dinero del rescate bancario y cómo va a compensar a los ciudadanos por haberles hecho pagar este rescate. Rajoy ha asegurado que el Estado privatizará Bankia cuando se den las mejores condiciones de mercado. “Privatizaremos Bankia en el momento en el que ese valor sea el mejor en el mercado. La idea es ponerla en el mercado”, ha reiterado el presidente.

En este sentido, Rajoy ha replicado a Martínez que cuando llegó al Gobierno una “parte sustancial” del sistema financiero estaba en quiebra y había dos opciones: dejar caer a las entidades financieras o intentar salvarlas para evitar “efectos perversos”. Esa segunda opción, ha continuado el presidente, parecía la más “razonable” y era la que habían adoptado otros países, por lo que se pidió un crédito a la UE para llevar a cabo ese rescate del sistema financiero. Una de las entidades rescatadas fue Bankia, de la que Rajoy ha recordado que es propiedad en su mayoría del Estado. “La privatizaremos, pero esperaremos a que haya las mejores oportunidades en el mercado”, ha vuelto a decir.

Martínez, por su parte, ha reprochado al presidente que el rescate no haya sido asumido por la banca, como él mismo aseguró, y ha cuestionado también que ahora que Bankia está en beneficios vaya a destinar parte de los mismos a retribuir a sus accionistas en lugar de a devolver al Estado lo que le dio en su día.

En cuanto a la cuestión que le ha planteado el portavoz del PNV, Aitor Esteban, reprochándole que por quinta vez en esta legislatura, el Ejecutivo no respete las competencias del País Vasco en políticas activas de empleo, Rajoy ha replicado que la reforma de la Formación Profesional que tramita el Congreso persigue fomentar el crecimiento económico, generar empleo y mantenerlo en el tiempo y, en ningún caso, pretende “quitar” competencias a las comunidades autónomas.

Esteban ha asegurado que las competencias del País Vasco en esta materia no son las mismas que en el resto de las comunidades porque, entre otras cosas, “hay que respetar el concierto económico”, algo que no se ha hecho -ha insistido- en los decretos anteriores sobre esta materia y tampoco en el que está ahora en tramitación.

Sin embargo, el presidente ha insistido en que la reforma se ha intentado hacer con el “máximo respeto” a todos los territorios porque su finalidad no es otra que el que se pueda incrementar la creación de empleo. Tras afirmar que al Ejecutivo lo que le preocupa es hacer una formación profesional “útil”, ha dicho que están dispuestos a llegar a “entendimientos” con los grupos políticos, también con los nacionalistas vascos, y, prueba de ello, es que se ha aceptado tramitar este real decreto ley como proyecto de ley y que se puedan presentar así enmiendas. La reforma de la Formación Profesional es “capital”, según Rajoy, porque ésta no funcionaba en España como debiera y es algo que “sabía todo el mundo”.

Con la propuesta del Ejecutivo, ha explicado, habrá mayor transparencia, no habrá monopolios e incluirá mecanismos de control y sanciones si hay fraudes, entre otras medidas. Una explicación que no ha contentado a Aitor Esteban porque ha defendido que las competencias del País Vasco “no son las de otras comunidades”, se siguen infringiendo y, además, el servicio público de empleo continúa interviniendo en lugar del servicio vasco “a pesar del real decreto ya acordado”.

RELACIONADO