El PP califica de ‘chantaje’ que Rivera exija primarias para pactar

El portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, ha tachado de "ocurrencia" que Ciudadanos exija primarias como condición para alcanzar acuerdos de gobierno tras las municipales y autonómicas y ha recordado al partido de Albert Rivera que muchos de sus candidatos no se sometieron a ese procedimiento. "Ya está bien de dar lecciones", ha exigido. El portavoz del comité de campaña del PP, Pablo Casado, ha sido aun más duro en declaraciones a 'El País' al calificar de "chantaje" la exigencia de Ciudadanos.

El diario de Prisa asegura que el PP no va a entrar ahora en ese debate porque no es el momento, en plena campaña electoral, y reproduce esta declaración de Casado: “Si planteamos el debate en serio entonces hay que hablar de las primarias americanas o británicas; para eso hay que cambiar el sistema electoral entero. Para que funcionen hay que introducir la financiación privada de las campañas y luego tú te debes a esa financiación, pero el votante y el afiliado lo conocen. Eso implica una Cámara con libertad de voto y una prima más alta para entrar en el Parlamento. Todo eso es un debate de teórica maravilloso pero es ciencia ficción”.

Hernando, por su parte, ha hecho declaraciones en el Congreso en las que ha indicado que “los primeros que deben darse por aludidos” por esa condición que reclama Ciudadanos son los propios candidatos de esta formación política, pues muchos de ellos “no han pasado por ningún proceso de primarias”. A su juicio, cuando alguien trata de poner condiciones a los demás, debe aplicárselas a si mismo porque “esto de establecer listones y pasarlos por debajo no parece muy sensatos ni razonable”. “Criterios muy estrictos para los demás, pero muy laxos con los propios”, resume.

Hernando ha querido dejar claro que el PP “es un partido enormemente democrático” y “abierto a sus afiliados”, y cree que, aun cuando la gente quiera “dejarse llevar por las modas y las películas de Estados Unidos”, no se puede decir a los demás cómo deben ser sus procesos de elección interna. “Si alguien quiere cambiarlo, que pida la entrada en el PP y que después opine”, ha añadido. En su opinión, Albert Rivera “va de ocurrencia en ocurrencia”, lo que pone de manifiesto que “no tiene proyecto”. “Ya está bien de ocurrencias y de intentar dar lecciones”, ha proclamado.