Para "rejuvenecer" su plantilla

General Motors contratará a más de 1.400 empleados en España hasta 2018

El Instituto Aragonés de Empleo se hará cargo de los procesos de selección de personal en los próximos cuatro años

General Motors España contratará a más de 1.400 empleados hasta 2018, con el fin de “rejuvenecer” el 25% de su plantilla, dado que las incorporaciones sustituirán a los trabajadores que se beneficien del acuerdo de jubilación parcial que se aplicará en la empresa. GM España ha firmado un acuerdo de colaboración con el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM), por el que este organismo se hará cargo de los procesos de selección de personal en los próximos cuatro años.

El convenio lo ha suscrito la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y el director general de GM España, Antonio Cobo, en la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza).

El acuerdo se enmarca en el plan de rejuvenecimiento que llevará a cabo GM España durante los próximos años, que supondrá renovar más del 25% de la plantilla del grupo en el país, actualmente integrada pro 5.434 trabajadores, en el plazo de cuatro años.

Una vez definidos los perfiles de los puestos, el INAEM se encargará del proceso de selección, atendiendo a los resultados de test psicológicos, habilidades manuales y entrevistas personales.

A continuación, General Motors España impartirá un programa de formación teórico-práctica en sus instalaciones para el personal de taller previamente preseleccionado por el INAEM.

El curso tendrá una duración de 160 horas –teóricas y prácticas--, y la superación con éxito del mismo otorgará a los participantes una certificación oficial en la especialidad formativa de ‘Montador de elementos eléctricos, mecánicos y ensamblaje de componentes’.

GM España ha adquirido el compromiso de incorporar a su plantilla, con un contrato de trabajo, como mínimo a un 60% de los participantes que hayan superado la formación. Este proceso empezará el mes que viene, a través del INAEM.

La incorporación de estos trabajadores va unida al calendario de prejubilaciones. Así, este 2015 se contratarán unas 292 personas, a partir de abril se incorporarán uno o dos grupos al mes de unas 20 personas para su formación en la planta. Hasta 2018 llegarán entre 300 y 400 empleados cada año.
POSIBLE AUMENTO EN FIGUERUELAS.

En declaraciones a los medios de comunicación tras el acto, el director general de GM España, Antonio Cobo, destacó que este acuerdo garantiza “el futuro y el empleo” en Zaragoza.

Tras matizar que este es un convenio para el “rejuvenecimiento” de la plantilla, ha confiado en la posibilidad de ampliar el número de trabajadores de la planta de Figueruelas, cuando la factoría esté funcionando a capacidad total, algo que se espera suceda a final de 2016 o principios del año 2017.

“Tenemos sueños e ilusiones para seguir por ese camino, los nuevos productos que se han asignado a la planta nos hacen esperar que la fábrica vuelva a la capacidad total y mejore la situación del empleo”, ha afirmado.

“General Motors España está trabajando con visión estratégica a largo plazo, en servicios integrados de formación para el empleo futuro, y este acuerdo es un claro ejemplo. Con esta iniciativa estamos detectando y generando talento, desarrollando las capacidades de empleabilidad de nuestros jóvenes así como creando futuro para Aragón y para España”, subrayó.

El objetivo, ha continuado, es hacer de la Comunidad en la que fabrican “un lugar mejor”. “En definitiva, contribuir a crear un mañana mejor para todos, generando trabajo para futuras generaciones en Aragón y España”, añadió.

“Fundamental para la economía aragonesa”

En su intervención tras la firma, la presidenta regional ha asegurado que General Motors es “fundamental” para la economía de la Comunidad, así como el sector de la automoción.

“El acuerdo supone una nueva evidencia del compromiso de General Motors España por Aragón, muestra la confianza en nuestra Comunidad de una importante compañía empresarial y manifiesta la capacidad de las políticas del Gobierno de Aragón, y en este caso del INAEM, de dar respuesta a las necesidades de la economía aragonesa, y en concreto, de las empresas y de los trabajadores”, ha precisado.

Ha agregado que esta confianza se sustenta en el conjunto de la sociedad aragonesa, en sus agentes sociales y económicos y en sus instituciones, “capaces de crear un clima de estabilidad preciso para el trabajo y solventar las condiciones adversas”.

Asimismo, ha incidido en que General Motors España está al frente del “potente” sector del automóvil de la Comunidad autónoma y es referente de un sector industrial que, “tanto en materia de crecimiento del PIB –Producto Interior Bruto– como de incremento del empleo”, lidera “la recuperación de la economía aragonesa”.

Rudi ha mencionado que con este convenio se pone de relieve “la capacidad” de las políticas del Gobierno aragonés, en este caso del INAEM, para dar respuesta a las “necesidades” de la economía aragonesa, de las empresas y de los trabajadores.

“Este convenio también ilustra la extraordinaria potencialidad que puede desplegarse en el beneficio del conjunto de la sociedad mediante la colaboración publico-privada”, ha insistido.

La presidenta de Aragón ha agradecido a General Motors su “determinación” a la hora de potenciar la plata de Figueruelas. “Estoy segura de que tiene su origen en el esfuerzo desplegado durante los años de la crisis para superar la situación extremadamente difícil hasta alcanzar el punto en el que se encuentra en la actualidad, con una producción de tres modelos puestos en marcha a la vez, un gran reto que ha superado con éxito”, ha ensalzado.

Ha reconocido que este “esfuerzo” para superar la crisis también ha sido compartido por la platilla de la factoría y por sus representantes sindicales, “que supieron afrontar con éxito y valentía los retos que se les iban presentando”.

Mejora del mercado laboral

Luisa Fernanda Rudi ha remarcado que la mejora del mercado laboral “ha sido y es objetivo prioritario del Gobierno” que preside y, por ello, “nuestras políticas han ido dirigidas a poner los cimientos de la superación de la crisis para, a continuación, revitalizar la creación de empleo”.

En este punto, ha reconocido que los datos de generación de trabajo todavía no son lo buenos que “todos deseamos”, pero “estamos en camino de conseguirlo”.

Así, ha aseverado que no hay sólo “signos de cambio coyunturales” en la economía aragonesa, sino que “crecemos porque hemos ayudado, con nuestras medidas, a que las empresas salieran airosas del dificilísimo trance en que se han encontrado a lo largo de la crisis”.

Ha opinado que las reformas del Gobierno central y del autonómico en esta legislatura han permitido que las empresas dispusieran de un marco normativo que facilitara la recuperación de las empresas inmersas en la crisis.

Para Rudi la consecuencia del crecimiento es la generación de empleo y, para ello, ha considerado que es preciso la adaptación del sistema educativo a las necesidades de las empresas y a las expectativas de los trabajadores.

La presidenta de Aragón ha elogiado el trabajo realizado por el INAEM, que se ha convertido en un centro de “referencia” en España, sobre todo al contar con un espacio específico de atención a las empresas.

“Salir de la crisis y reforzados de ella ha sido, y sigue siendo, una tarea en la que no podemos permitirnos el lujo de despreciar ni uno solo de nuestros recursos”, ha apostillado.