Los médicos de la FIA continúan investigando el accidente de Alonso

El organismo trabaja con McLaren para dilucidar si el incidente estuvo provocado por un fallo mecánico que pudo dejar inconsciente al piloto o por una simple racha de viento

La Federación Internacional del Automóvil (FIA) continúa recabando información de McLaren sobre el accidente que sufrió Fernando Alonso durante los entrenamientos de pretemporada en Montmeló (Barcelona) y que impedirá al asturiano debutar en el Mundial de Fórmula Uno este fin de semana en el Gran Premio de Australia.

El estado de salud del bicampeón del mundo ha estado rodeado de informaciones sobre su extraño accidente, en las que se indicaban que pudo recibir una descarga eléctrica y que habría perdido la memoria momentáneamente cuando recuperó la consciencia.

“Estamos trabajando con McLaren y nuestro departamento médico todavía está mirando toda la información que podemos encontrar. Todavía estamos hablando con McLaren sobre algo mecánico. Nuestro departamento médico está hablando con la gente que le trató en el hospital y es todo lo que puede decir realmente sobre esto”, apuntó Charlie Whiting, director de Carrera de la F1.

McLaren confirmó en un comunicado tras el accidente del pasado 22 de febrero que fue una racha de viento la que provocó el percance y ha negado con firmeza que se produjese por un fallo mecánico, aunque ha concedido que el español sufriese una pérdida temporal de memoria, aclarando que la había recuperado.

La escudería da por hecho que Fernando Alonso, que este fin de semana será sustituido por el danés Kevin Magnussen, volverá a correr en Malasia.

El asturiano ha lamentado a través de su cuenta de Twitter su ausencia en Albert Park (“Será difícil no estar en Australia, pero entiendo las recomendaciones. Un segundo impacto en menos de 21 días ‘NO'”) y va detallando su puesta a punto para la segunda prueba del Mundial.