Sánchez promete listas abiertas si gana como medida de ‘limpieza’ democrática

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado hoy que llevará en su programa electoral "abrir las listas hoy cerradas", como medida de regeneración y "limpieza" democrática. En la actualidad se vota a una lista cerrada que elaboran los partidos. pero el líder socialista quiere cambiar este estado de cosas mediante propuestas o proyectos no de ley que modifiquen la legislación vigente y el sistema electoral. Sánchez ha avanzado también que incluirá en su programa la renuncia de los partidos a ser quienes nombren a los representantes de los órganos constitucionales y organismos reguladores, en su intervención en el Foro Líderes que organizan la Agencia Efe y KPMG.

Sobre la campaña electoral de Andalucía, que comienza este jueves, ha subrayado que su participación es una decisión de los comités electorales nacional y autonómico del partido ante la que él no tiene “nada más que decir”. Y ante  el anuncio de que Mariano Rajoy vaya a estar presente en esa campaña en cinco ocasiones, el secretario general del PSOE ha dicho que convendría que el presidente del Gobierno saliera más de la Moncloa “no tanto para dar mítines sino para dar la cara” y hubiera ido antes, por ejemplo, a las zonas afectadas por las inundaciones consecuencia de la crecida del Ebro.

Ha sostenido hoy que su partido está más capacitado que el PP para llegar a acuerdos postelectorales: “En capacidad de pacto el PSOE tiene mucho más que decir”, ha defendido Sánchez, convencido de que hay un “giro a la izquierda” en la opinión pública española. Tras defender que el “pacto del 78” mejoró la democracia, trajo libertades y derechos a los españoles y les permitió ingresar en UE, el líder socialista ha aseverado que “no reconocer esas virtudes” es algo de lo que discrepa “profundamente” con el partido de Pablo Iglesias.

El líder socialista también ha criticado el cruce de reproches entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y les ha pedido que se dediquen a resolver los problemas de los ciudadanos. Ante la pregunta de si apoya a Rajoy tras las críticas que le ha dirigido el primer ministro griego ha señalado que cuando el presidente del Gobierno le respondió que no debería hacer promesas electorales que luego no va a cumplir “se estaría mirando en el espejo”. “Rajoy no puede dar lecciones sobre cumplimiento del programa electoral, como saben los españoles”, ha añadido.

Sánchez ha subrayado que en política se necesitan lideres que digan no lo que quiere escuchar la gente, sino lo que van a hacer realmente cuando lleguen al Gobierno. “Tsipras se tiene que dedicar no a reprochar a otros gobiernos sus actitudes, sino a resolver los problemas de los griegos, y Rajoy debe resolver los problemas de los españoles”, ha añadido. A renglón seguido, ha garantizado que al PSOE no le van a ver en esa batalla de reproches porque no aporta nada a los ciudadanos.

Se ha referido también a otros temas de actualidad como la polémica en torno al ático marbellí de Ignacio González y la incógnita sobre si será candidato o no a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las elecciones de mayo. En su opinión, este caso demuestra la necesidad de un cambio político en esta región y se ha mostrado convencido de que, en ella, su partido puede ganar las elecciones y ser la primera fuerza política. Ha señalado que hace tiempo que en Madrid es necesaria una nueva forma de hacer política tras determinados hechos que afectan tanto a González como a la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, o al exconsejero Francisco Granados. “Todo esto demuestra que en Madrid tiene que haber un cambio político que no puede liderar el PP”, ha insistido.

El secretario general del PSOE ha anunciado, por otra parte, que su partido presentará la próxima semana en el Congreso una iniciativa para la igualdad salarial entre hombres y mujeres que obligue a todas las empresas a crear un registro que recoja los salarios y complementos de los trabajadores. A su juicio, es esencial la transparencia para lograr la igualdad salarial entre hombres y mujeres, y de ahí esa propuesta de crear un registro salarial al que puedan acceder tanto los representantes de los trabajadores como la inspección de Trabajo.