Rivera quiere reducir los ayuntamientos a 1.000 y crear un IRPF para los trabajadores más pobres

El líder de Ciudadanos rechaza subir el salario mínimo más allá del incremento del IPC y trabaja para reestructurar los tipos del IVA

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha desvelado algunas de las propuestas que impulsará este partido para apostar por la regeneración democrática, incluyendo medidas como reducir de 8.000 a 1.000 el número de ayuntamientos o crear un IRFP negativo para incentivar que los “trabajadores más pobres” quieran trabajar.

“Los trabajadores más pobres”, ha dicho en referencia a quienes tengan rentas anuales menores de 12.000 euros, “tienen que contar con el apoyo del Estado, haremos que tengan más incentivos para trabajar”.

En una entrevista en El Objetivo de La Sexta, Rivera ha rechazado subir el salario mínimo más allá del incremento del IPC y ha comentado que, junto al economista Luis Garicano, trabajan para proponer una reestructuración de los tipos del IVA, apuntando a una rebaja del tipo máximo al 16% y a un IVA cultural reducido del 10%.

Rivera ha reconocido “discrepancias” con Luis Garicano en cuestiones como la inmersión lingüística en Cataluña -“no funciona bien”, ha dicho- a pesar de que haya un acuerdo para apostar por la educación trilingüe, de forma que se incluya el inglés entre las lenguas vehiculares.

Sanidad universal e inmigrantes

El presidente de Ciudadanos, que ha insistido en que todavía no sabe si será el candidato en las próximas elecciones generales y que su apuesta es por que los simpatizantes decidan el cabeza de cartel en primarias, se ha referido a otras cuestiones como la defensa de una “sanidad universal para los que tengan permiso de residencia o sean ciudadanos españoles”.

En este sentido, se ha mostrado partidario de excluir de la sanidad universal a los inmigrantes irregulares. “En Europa, en países como Alemania, para tener el derecho universal necesitas el permiso de residencia, y eso es lo que yo defiendo”, ha argumentado.

Rivera ha rechazado elaborar ‘listas cremalleras’ asegurando que lo importante es acabar con los verdaderos obstáculos para alcanzar una igualdad plena y ha insistido en que una de las prioridades de Ciudadanos es acabar con la corrupción. “No podemos formar parte de un pacto con quien no haya hecho limpieza en su propio partido y gobierno”, ha comentado.

En este sentido, ha rechazado que se pueda ver como un problema interno el que el ex diputado de Ciudadanos Jordi Cañas -investigado por presunto fraude fiscal- siga vinculado al partido como asesor. “A mí no me incomoda”, ha asegurado, “le hemos contratado como asesor; tiene la formación para hacerlo y un máster en comunicación política”. “Lo que no puedo hacer es saber qué ha hecho cada cual en su vida privada antes de llegar a Ciudadanos”, ha zanjado.