Último día: La MBFW cierra con una actitud muy rockera

Alvarno, María Escoté o Maya Hansen han aportado un estilo muy alternativo al desenlace de esta edición

Fashion Week Madrid | FOTOS EFE

AILANTO

El universo Ailanto es célebre por las combinaciones de color, las formas geométricas y las referencias a movimientos de vanguardia. Los estampados exclusivos, los bordados figurativos y las elegantes yuxtaposiciones de texturas convierten a Ailanto en una marca con un fuerte componente visual, fácilmente reconocible.

Ailanto

Colores: Azules, verdes, empolvados y crudos, los más destacados.

Prendas: El espíritu de los año 20 se ha apoderado de la pasarela con mujeres enfundadas en vestidos trabajados en el jacquard de lana y mohair, popelín de viscosa, seda, algodón, tejidos de flecos o tartán para, posteriormente, generar un peculiar collage gracias a los estampados mixtos fundamentados en formas geométricas.

Complementos: Los zapatos en colaboración de José Antonio López.

ALVARNO

Alvarno ha conseguido elevar el Prêt-à-porter al nivel de lujo mediante una exquisita selección de tejidos, bordados y un estudiado patronaje. Desde el primer momento, el minimalismo barroco y el refinamiento de su Prêt-à-couture ha cautivado a las mujeres más elegantes y carismáticas de nuestro país. ¿El objetivo? "vestir a una mujer con fuerte personalidad y segura de sí misma, aportándole una 'rock attitude' en su día a día", según reza la propia firma.

alvarno

Colores: Se entremezclan colores vivos como el verde, azul y rojo, con tonos neutros.

PrendasAbrigos kimonos se han dejado ver con chaquetas cortas, faldas mini o vestidos slim en colores melancólicos y otoñales trabajados en punto, paño, lanas vírgenes, terciopelos, crepes de seda y encajes geométricos con bordados de perlas.Todo ello a cargo de la modelo y estilista Laura Ponte.

Complementos Joyas XXL de Anton Heunis, botas altas, cerradas y peeptoe, sandalias abotinadas y stilettos.

ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA

Es una de las diseñadoras españolas más polémicas por sus estrambóticos diseños, pero que, sin embargo, los amantes de la moda (esa que pretende ser artística antes que comercial o vendible), hacen de ella una de las más sonadas. Ágatha Ruiz de la Prada propone, esta vez, a la mujer andrógina de los 70 cuyo espíritu ya cautivó a estrellas como Diane Keaton o Annie Hall.

agatha-ruiz

Colores: Como es habitual en la firma, la colección abarca todos los colores del arcoiris.

Prendas: Los pantalones amplios y estrechos, camisas masculinas y blusas oversize remarcan la comodidad que Ágatha busca para un frío invierno, sin olvidar vestidos de todo tipo, camiseros, evasés, tubos, a capas, largos, cortos, chester y de patchwork. Muchas de ellas, prendas convertibles con cremalleras, chalecos, abrigos con amplia variedad de formas.

Complementos: Detalles de mini y maxi corazones borados a mano sobre las telas. Sedas y satenes de diversos gramajes, lisos y estampados. Las cremmalleras, muy trabajadas en una colección puramente artesanal.

MARÍA ESCOTÉ

"Si me sigues en la red te habrás dado cuenta que en los últimos meses he estado actualizando mucho sobre mi mutación. Me he transformado en una Megababe. Los demás empiezan a hablar sobre este cambio y la ansiedad que les produce. Pronto estaré lista para desconectar, ir al cielo y ser perfecta". Con estas palabras captura María Escoté el espíritu de su colección.

maria-escote

Colores: Negro, rosa chicle, coral, azul, blanco y metalizados.

Prendas: De lo más pegamoide y glam, la colección de Escoté transita por vestidos hechos con purpurina, sombreros, vestidos y faldas hechos con peluches de colores candy de pieles sintéticas y naturales, cropped tops con el mensaje Can chance your life, I am that girl, vestidos tatuaje en colores chicle, cazadoras de cuero atravesadas por el rayo de David Bowie, estrellas y el uniforme de Freddy Krueger.

MAYA HANSEN

En una libre propuesta de contrastes, el ejercicio del acolchado y pespunteado de tejidos mediante espumas y foamizados se convierte en el eje principal de la colección de otoño-invierno 2015-2016 de Maya Hansen. La diseñadora trabaja experimentando con las elaboraciones sobre la mesa de corte, proponiendo las líneas y desarrollos como detalles que embellecen cada pieza acolchada. A través de la utilización de esta técnica se realzan los volúmenes.

maya-hansen

Colores: Azul metalizado, negro laminado, negro mate, carbón, rojo mate, contrastan con brillos insolentes en rojo, dorado y plateado.

Prendas: Polipieles de varias texturas, elásticas, rígidas, gruesas, finas, laminadas, perladas, mates. Resulta interesante el choque con el neopreno, la lana y la viscosa que aportan caída pero no por ello menos fiel a la silueta femenina por la que siempre ha apostado la diseñadora.  Pantalones de motero, corsés, chaquetas bicker y minifaldas han puesto la nota más sexy de su desfile, en cuyo tiempo también hemos podido ver vestidos, minifaldas y shorts en clave futurista.

Complementos: Joyería acorde a la colección de mano de su colaboradora Patricia Nicolás.