Se reabre el caso contra Francis Montesinos por presuntos abusos a un menor

Las juezas alertan la "relación estrecha" del diseñador con "un ambiente marginal, de personas consumidoras de tóxicos y con escasos recursos económicos"

La Audiencia de Valencia ha revocado la resolución de un juzgado de Llíria que sobreseyó una causa contra el diseñador Francis Montesinos por abusos sexuales y corrupción de menores y ha ordenado al instructor la práctica de nuevas diligencias de investigación solicitadas por el ministerio fiscal.

En un auto hecho público este martes por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), se indica que, una vez practicadas estas nuevas diligencias, solicitadas por el fiscal o las que puedan pedir las partes, el juez de instrucción “deberá pronunciarse nuevamente, con fundamento y libertad de criterio, sobre el sobreseimiento o la continuación de la causa”.

En julio de 2014, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Llíria (Valencia) sobreseyó de forma provisional la causa contra el diseñador Francis Montesinos por abusos sexuales, corrupción de menores, pornografía infantil y drogas, después de que fuera imputado un mes antes como presunto autor de abusos a dos menores.

A raíz de esta misma causa abierta por el juzgado de Llíria, la Audiencia de Valencia condenó en septiembre de 2014 a un hombre que trabajaba como asistente de Francis Montesinos a cuatro años y seis meses de prisión por haber abusado de un menor en el domicilio del diseñador valenciano.

En los razonamientos jurídicos, la sección quinta de la Audiencia de Valencia estima ahora el recurso de apelación presentado por el ministerio fiscal al considerar que las diligencias solicitadas “son posibles” y en ellas no se “aprecia ni desproporción ni improcedencia, incluido el análisis de los archivos contenidos en el disco duro incautado o en el ordenador portátil“.

Las contradicciones del menor

Las magistradas que integran el tribunal consideran que en la instrucción del juzgado de Llíria existen “diligencias contradictorias” sobre lo ocurrido en el chalet de Francis Montesinos y en la vivienda de un menor, así como “una actitud extraña de la madre”, que primero desmiente al menor y luego dice que “le cree o que no, no aclarándose su posición el respecto”.

Aunque no se consideran determinantes estos testimonios, el auto afirma que sí han de ser valorados “con todo el restante acervo de diligencias” para “aquilatar la verosimilitud y la credibilidad del menor“, y para comprobar hasta qué punto “puede el menor ser manipulado por los adultos, en un sentido o en otro”.

Según el auto de la Audiencia de Valencia, en las diligencias practicadas por el juzgado de Llíria también se constata “la existencia de un ambiente marginal, de personas consumidoras de tóxicos y con escasos recursos económicos que tienen relación estrecha” con Francis Montesinos, así como la presencia de menores en ese ambiente.

En consecuencia, la Audiencia revoca el sobreseimiento y ordena al juzgado practicar las diligencias solicitadas por el ministerio fiscal y las que, en su caso, puedan solicitar las partes.