La hija de Díaz Alperi rompe a llorar: “Yo pago mi casa y me quedan muchos años de hipoteca”

El exalcalde de Alicante asegura que los informes policiales que le achacan un presunto delito de cohecho son una "brutal mentira" que le "dan ganas de devolver"

La diputada del PP en Les Corts Valencianes Elisa Díaz, hija del exalcalde de Alicante Luis Díaz Alperi, ha asegurado este jueves entre sollozos que se paga su vivienda y ha reivindicado que es “una persona normal”, que se compra la ropa en tiendas de oportunidades y en rebajas, y que no gasta lo que no tiene.

La diputada se ha pronunciado así tras publicarse que el promotor Enrique Ortiz dio a su padre 174.000 euros en octubre de 2008 para pagar la vivienda que ella tenía en Alicante, según un informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) remitido al juzgado de Alicante que investiga el caso Brugal.

Díaz ha afirmado en los pasillos de Les Corts que eso “no es cierto” y que ella se hace cargo de la hipoteca de su vivienda, “como cualquier otra persona”, y que de hecho le quedan “muchos años por pagarla”, mientras que se ha confesado “privilegiada” porque llega a final de mes y sabe “lo que está pasando la gente”.

Mi familia y yo somos personas normales, solo tienen que vernos. Yo no me considero de clase alta, yo soy normal. Esto me lo he comprado en Mango Outlet, esto lo llevo más de diez años. El bolso es de Mango y en rebajas. Es que no soy de las que van gastando por ahí lo que no tengo”, ha manifestado visiblemente emocionada.

Interpelada sobre si era consciente de las relaciones entre su padre y el empresario imputado en el caso Brugal, ha respondido con una pregunta: “¿A qué relaciones se refiere? ¿a las de un alcalde y un empresario, como cualquier otro empresario? Claro”. Elisa Díaz ha recordado que todos los diputados autonómicos, incluida ella, publican sus bienes y patrimonio, con sus deudas y gastos, y ha pedido que le “digan dónde está” el dinero que supuestamente ha recibido.

Su padre habla de una “brutal mentira”

Por su parte, su padre, el exalcalde Díaz ha afirmado que los informes policiales que le achacan un presunto delito de cohecho es una “brutal mentira” que le “dan ganas de devolver”. Así lo ha asegurado a los periodistas al llegar al ayuntamiento para asistir a la toma de posesión de Miguel Valor como sustituto de la imputada por supuesta corrupción Sonia Castedo.

Díaz Alperi, imputado en esa pieza del Brugal del PGOU, ha reiterado que esas acusaciones de la Policía son “una barbaridad, una brutal mentira”. “Ya está bien, cada vez se inventan cosas distintas los policías: Unas veces 400.000, otras 200.000 euros y no puedo luchar contra lo que digan esos informes“, se ha quejado.

El exalcalde ha manifestado que los bungalós en los que viven sus hijas están siendo pagados “todavía y, además, con dificultades”, por lo que la acusación es “tan brutal” que le “dan ganas de devolver”. Y ha instado a la Policía a que investigue los movimientos de sus cuentas bancarias, ya que “jamás” ha tenido 400.000 ó 300.000 euros.

RELACIONADO