Al Qaeda en Yemen asume el atentado contra ‘Charlie Hebdo’ y Francia envía un portaaviones contra el Estado Islámico

La filial yemení de la organización terrorista felicita en un vídeo difundido en la Red a los "héroes" autores del ataque por esta "venganza"

La organización terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) se ha jactado este miércoles en un vídeo difundido en Internet de ser la responsable del atentado de hace una semana en París contra la redacción del semanario satírico francés Charlie Hebdo. Horas después, el presidente francés, François Hollande, confirmó que desde el martes se ha movilizado al portaaviones Charles de Gaulle para intervenir en Irak con “todavía más fuerza e intensidad” en caso de que sea necesario.

Bajo el título Mensaje sobre la batalla sagrada de París, una grabación de vídeo muestra a un supuesto dirigente militar de AQPA, Nasr bin Ali al Anesi, confesando que el atentado fue planeado y financiado por la cúpula de esta rama de Al Qaeda, que siguió las órdenes del líder de la organización central, Ayman al Zawahiri, sucesor de Osama bin Laden.

Ataviado con ropas características del Yemen -donde tiene su sede AQPA-, Al Anesi afirma que el ataque se realizó en “venganza” por las caricaturas de Mahoma publicadas en el semanario, que considera ofensivas.

“Nosotros, Al Qaeda en la Península Arábiga, reivindicamos la responsabilidad de esta operación perpetrada en venganza por el mensajero de Alá y aclaramos que los que han elegido este objetivo y han planeado y financiado y asignado a sus autores son los líderes de esta organización”, subrayó Al Anesi.

Con un discurso pretencioso, el dirigente de AQPA felicitó a los “héroes” autores del atentado y a la “umma” (nación musulmana) por esta “venganza“.

Amenaza a Occidente con más ataques

Además, amenazó a los “pueblos occidentales” con más ataques. “Si no cesan las ofensas contra Mahoma, el asesinato de musulmanes y el saqueo de sus riquezas, los lobos solitarios harán sufrir a esos pueblos (occidentales)”, advirtió Al Anesi.

En ese sentido, insistió en que Occidente debe dejar de insultar al profeta, parar de derramar sangre musulmana y salir de la tierra del islam. En caso contrario, “no veréis de nosotros nada a parte de sufrimiento y horror, a través de los héroes de la yihad individual”, amenazó de nuevo.

Además, calificó el atentado de “punto de inflexión en la historia de la lucha contra los enemigos de Alá” y señaló que las heridas de “los jefes de la apostasía” (en referencia a los líderes occidentales) no se han curado “ni se van a curar ni en París, ni en Nueva York, ni en Washington, ni en Londres ni en España”.

La atribución de AQPA se refirió únicamente de manera explícita al atentado contra la sede de “Charlie Hebdo”, que causó 12 muertos el pasado miércoles en la sede de esa revista satírica en París.

No reivindicó directamente la autoría de los ataques perpetrados durante los dos días siguientes por Amedy Coulibali, en los que perecieron otras cinco personas. “Gracias a Dios, esta operación (en mención al atentado de Charlie Hebdo) coincidió con la operación del hermano yihadista ‘Ahmed (Amedy) Coulibaly’; que Dios los considere todos mártires y les ponga al lado de los profetas”, añadió.

Antes de morir, uno de los hermanos autores del asalto al semanario, Said Kouachi, confesó en declaraciones a una televisión francesa mientras era asediado por la policía que había recibido entrenamiento en el Yemen, lo que puso al país de la península Arábiga en el punto de mira occidental.

La reivindicación del ataque contra Charlie Hebdo coincidió con la publicación en Francia del primer número de la revista satírica tras el atentado en su redacción, en el que Mahoma vuelve a ser el protagonista de su portada. A las pocas horas de ponerse a la venta el nuevo número, los kioscos se quedaron sin existencias, lo que justifica la ampliación de la tirada a cinco millones de ejemplares, dos millones más de los inicialmente previstos.

La respuesta militar de Francia

El presidente de Francia, François Hollande, confirmó este miércoles que desde el martes se ha movilizado al portaaviones Charles de Gaulle para intervenir en Irak con “todavía más fuerza e intensidad” en caso de que sea necesario. En un discurso ofrecido a las Fuerzas Armadas desde ese portaaviones cerca de la base de Tolón, en el sur del país, el jefe del Estado indicó que su movilización se justifica por la situación actual en Oriente Medio.

El portaaviones, según recalcó, trabajará “en estrecho vínculo” con las fuerzas de la coalición internacional y permitirá disponer tanto de “los medios de proyección en caso de tensiones adicionales” como de “información preciada” para mejorar la intervención en ese país contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI)

El Charles de Gaulle, joya de la Marina francesa, es en palabras de Hollande “un instrumento de fuerza y de potencia”, “símbolo” de la independencia de Francia, que “manifiesta la capacidad política, militar y diplomática” del país.

A bordo, según recordaron este miércoles los medios franceses, viajan 2.000 marines, doce cazas de combate Rafale y nueve Súper Étendard, cuatro helicópteros y un avión de vigilancia.

Le acompañan además como refuerzo un grupo aeronaval compuesto por una fragata de defensa antiaérea, un submarino nuclear de ataque y un petrolero para su suministro, por lo que, según resume el diario Le Parisien, se trata de un “pequeño Ejército”.

Más de 10.000 militares desplegados en Francia

El discurso de Hollande llega en un momento en que se ultima para esta noche el despliegue en el país de 10.500 militares para garantizar su seguridad interior, cifra con la que por primera vez se supera el número de soldados movilizados en el extranjero (8.500) y que se produce en respuesta a los atentados de la semana pasada.

El presidente subrayó que se deben conjugar al mismo tiempo las amenazas que llegan del interior y del exterior, y explicó que la decisión de recurrir al portaaviones se toma con el objetivo de hacer frente al terrorismo.

Consciente de que la situación es “excepcional”, Hollande avanzó además su intención de que se revise en la ley de programación militar para 2014-2019 la previsión de reducir en más 24.000 el número de efectivos en el Ejército en ese periodo.

El jefe del Estado indicó que ha pedido al titular de Defensa, Jean-Yves Le Drian, que le transmita sus propuestas de aquí a finales de semana, e informó de que el próximo miércoles se celebrará un consejo de defensa al respecto.

Disqus Comments Loading...