El ataque confirma la espiral de violencia que sufren los periodistas

La organización civil Campaña por un Emblema de Prensa (PEC) ha expresado su horror por el atentado sufrido por la publicación satírica francesa "Charlie Hebdo" y ha considerado que con este acto, el año empieza "sobre el mismo abismo de violencia de 2014 contra los periodistas". Para este organismo, los cuatro caricaturistas contra los que iba dirigido especialmente el ataque eran "símbolos de tolerancia".

La plantilla del 'Charlie Hebdo' en 2006 |

La PEC -una entidad que milita por el reconocimiento internacional de una insignia que proteja a los periodistas en situaciones de conflictos y que lleva un recuento de los periodistas asesinados en el mundo- señala que lo ocurrido obliga a los dirigentes políticos a resolver los trágicos conflictos armados en Oriente Medio. “Solo personas desesperadas y llevadas al límite de lo que pueden soportar son capaces de cometer actos tan insensatos. No se pueden dejar pudrir conflictos como el de Siria o Irak sin consecuencias perjudiciales”, ha dicho el secretario general de la organización, el periodista suizo Blaise Lempen.

Esta misma semana la PEC actualizó sus datos sobre periodistas asesinados en 2014, durante el que murieron 138 colaboradores de medios de comunicación.

También la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) se ha mostrado “profundamente impactada” por el atentado: “Atacar una redacción con armas pesadas es el tipo de violencia que se ve en Irak, Somalia o Pakistán”. En un comunicado, el secretario general de la ONG, Christophe Deloire, quien se ha desplazado al lugar de la masacre, se pregunta: “¿Podíamos esperar vivir semejante horror en Francia?”. Y añade que se trata de “una pesadilla que se ha hecho realidad”.

Para el responsable de esta organización, que tiene su sede en Francia, el ataque terrorista, supuestamente perpetrado por radicales islámicos, “marca un día negro en la historia de nuestro país. En parecidos términos se ha expresado el director general de Amnistía Internacional en Francia, Stephan Oberreit, para quien “el ataque a la redacción de ‘Charlie Hebdo’ marca un día negro para la libertad de prensa en Francia”. “Estamos profundamente conmocionados por esta tragedia humana y expresamos nuestra total solidaridad con las víctimas y sus allegados”, ha destacado Oberreit en otro comunicado.