Fallece el montañero vasco Fernando Ossa tras dos días aislado en los Andes

El alpinista vasco Fernando Ossa, donostiarra afincado en Bilbao, ha fallecido tras permanecer dos días aislado en la cordillera de los Andes necesitado de auxilio y en compañía de un compañero de escalada, según ha informado a Efe un amigo de los montañeros. Su compañero, Paco Vicario, vecino de la localidad vizcaína de Karrantza, ha bajado por su propio pie y se encuentra de camino al pueblo más cercano, según la misma fuente.

Fuentes diplomáticas han informado a Efe de que el montañero que ha bajado ha conseguido entrar en contacto con el equipo de rescate argentino que subía en su auxilio. El cónsul español en la localidad argentina de Córdoba se desplaza hacia la zona y en unas horas estará en el lugar, han explicado las fuentes.

Los dos montañeros vascos aislados en la cordillera de los Andes enviaron ayer vía satélite una señal confirmando que seguían vivos en espera de ser rescatados, han informado hoy a Efe fuentes cercanas a los alpinistas.

Los montañeros Fernando Ossa, donostiarra residente en Bilbao, y Paco Vicario, vecino de la localidad vizcaína de Karrantza, se encontraban a unos 6.500 metros de altitud en la parte argentina del nevado Ojos del Salado, ubicado en la frontera con Chile.

Servicios de emergencia argentinos y chilenos continuaban hoy con las operaciones para rescatar a los alpinistas, a los que tratan de acceder tanto por vía aérea como por tierra.

Ossa y Vicario permanecían aislados después de que el primero sufriera una indisposición mientras subían el nevado Ojos del Salado, considerado el volcán más alto del mundo, junto con un tercer alpinista que descendió para pedir ayuda y alertó de que Ossa se encontraba en “mal estado”.