Costa y Terry reafirman el liderato del Chelsea

Los de Mourinho festejaron el 'Boxing Day' del fútbol inglés con una convincente victoria en Stamford Bridge por 2-0 ante el West Ham

El Chelsea festejó el tradicional Boxing Day del fútbol inglés con una autoritaria y convincente victoria en Stamford Bridge por 2-0 ante el West Ham United, relevación de la Premier League pero que no pudo hacer nada para que los de José Mourinho defendiesen su liderato en solitario.

Los ‘blues’ demostraron su fortaleza en su estadio, donde se mantienen invictos tras firmar su novena victoria y sin volver a encajar, después de un partido que abrió este viernes una fecha especial en Inglaterra y con protagonismo para Diego Costa, que sumó su decimotercer tanto liguero, además de muy buena factura.

La visita del West Ham United y el cariz de derbi del encuentro despertó todos los sentidos del Chelsea, que sabedor de la condición de revelación de los ‘Hammers’, brillantes cuarto clasificados y que habían sumado 13 de los últimos 15 puntos, salió con una marcha más y directo hacia la portería de Adrián.

El exguardameta del Betis fue el más destacado de los de Sam Allardyce, con brillantes paradas y mucha seguridad, que evitaron que los visitantes se llevaran un resultado más abultado. Sin embargo, el andaluz no pudo evitar el 1-0 en un saque de esquina rematado por el incisivo Diego Costa y remachado cerca de la línea de gol por el capitán John Terry.

El Chelsea no aflojó, pero tampoco logró aumentar su renta en el marcador antes de un descanso, tras el cual salió con algo más de ambición el West Ham, sobre todo por el animoso ecuatoriano Enner Valencia, que no bastó para que Thibaut Courtois tuviera un choque plácido.

Además, para acabar con cualquier atisbo de emoción, el líder hizo pronto el 2-0 tras una pérdida visitante y un pase de Eden Hazard a Diego Costa que encontró el espacio para armar un potente zurdazo ante el que nada pudo hacer Adrián después de un brillante amago con el que engañó a los defensores que le rodeaban. Los de Allardyce siguieron sin argumentos y el Chelsea no encontró problemas para sumar tres nuevos puntos.

El Manchester sigue de cerca al Chelsea

El Manchester City consiguió una desahogada victoria en su visita al West Bromwich Albion (1-3) y se mantiene impertérrito en la segunda plaza de la Liga inglesa. Bajo una copiosa nevada que cubrió casi por completo el terreno de juego, los ‘citizens’ solucionaron su compromiso sin sobresaltos y acumularon su séptimo triunfo consecutivo.

El luso-brasileño Fernando Reges abrió el marcador (min.8) aprovechando un severo error del portero local, y tan solo cinco minutos después Yaya Touré amplió distancias al transformar un penalti. El español David Silva, con un sutil zurdazo raso en el área, puso el 0-3 en el electrónico del estadio The Hawthorns a los 34 minutos de encuentro.

En el segundo tiempo, el Manchester City se dedicó a gestionar el resultado mientras la nevada se hacía cada vez más fuerte. Sólo un tanto de Brown Ideye alteró una segunda parte que pareció estar de relleno; en el minuto 87, tras varios rebotes a la salida de un córner y con un grave fallo del guardameta visitante Joe Hart, Ideye remachó el gol del honor para el West Brom.

El club ‘citizen’ mantiene así en tres puntos su desventaja respecto del líder Chelsea, al mismo tiempo que sus vecinos del Manchester United continúan terceros clasificados después de derrotar en Old Trafford por 3-1 al Newcastle. Un doblete de Wayne Rooney y un tanto de Robin van Persie certificaron el triunfo de los ‘red devils’, el cual no se vio en peligro ni siquiera con el gol de Cissé; el delantero senegalés recortó distancias convirtiendo un penalti (min.87) que no alarmó al público de Old Trafford, que también vio como su equipo sigue con la buena dinámica enmendadora del mal inicio de temporada.

Alexis, protagonista del encuentro del Arsenal

Por su parte, el Arsenal se impuso al Queens Park Rangers (2-1) gracias a los goles de Tomas Rosicky y Alexis Sánchez, en un duelo donde el delantero chileno acaparó casi toda la atención ofensiva de su equipo. El atacante abrió el marcador con un fuerte cabezazo dentro del área del QPR, subsanando un penalti provocado y fallado por él mismo pocos minutos antes.

Mediada la segunda mitad, Rosicky estableció el 2-0 al culminar una gran jugada individual del chileno; el exatacante del Barça protagonizó una lejana arrancada en la que pareció imantar a cada defensor rival, para terminar asistiendo a un desmarcado Rosicky que batió por abajo al arquero del QPR. Un penalti anotado por Charlie Austin, a 11 minutos de la conclusión, le puso ‘picante’ al choque, pero las acometidas visitantes no fructificaron y el 2-1 no se movió del electrónico del Emirates Stadium.

Además, la jornada no ofreció ninguna gran sorpresa en la zona alta de la clasificación, donde el Southampton (por 1-3), el Tottenham Hotspur (por 1-2) y el Liverpool (por 0-1) vencieron a domicilio al Crystal Palace, al Leicester y al Burnley respectivamente.