Dimite por Facebook Sonia Castedo (PP), la alcaldesa de Alicante imputada por corrupción

La alcaldesa de Alicante Sonia Castedo (PP) ha anunciado su dimisión a través de su perfil de Facebook. La oposición municipal, formada por PSPV-PSOE, EU-IU y UPyD, había vuelto ha pedir que renunciara al cargo tras conocerse que ha sido citada a declarar ante el juez en calidad de imputada el 16 de enero por las presuntas ilegalidades en la urbanización del barrio de Rabasa.

“Hace tiempo que decidí que fuera precisamente el 23 de Diciembre de 2014, día de mi cumpleaños, cuando os anunciara algo que iba a significar un antes y un después en mi vida. Hoy, dejo mi cargo como Alcaldesa y doy por finalizada una importante etapa de mi vida en la que toda la ciudad de Alicante me ha hecho sentirme muy feliz. Por ello, quiero daros las gracias a todos, absolutamente a todos, por permitirme alcanzar el sueño de ser vuestra Alcaldesa”. Así es como se despide Sonia Castedo en su apunte de la red social.

Más adelante, explica que toma esta decisión, “difícil y meditada durante mucho tiempo, porque por encima de mi figura como Alcaldesa, está una persona que es mujer y madre de dos niñas a las que tengo que proteger. No creo que sea necesario decir nada más. Reitero mi eterno agradecimiento a todos los alicantinos”.

Castedo insiste, además, en que es inocente de las acusaciones de corrupción que pesan sobre ella: “Sabéis que por esta ciudad he entregado parte de mi vida… y a cambio he recibido lo más grande que se puede tener: el cariño de su gente. Hubiera podido seguir aguantando y demostrando que jamás, jamás, he hecho nada deshonesto, pero mis hijas no PUEDEN, no DEBEN y no QUIEREN vivir situaciones injustas que ningún ser humano se merece”.

Irregularidades urbanísticas a favor del empresario Enrique Ortiz

Sonia Castedo declarará el próximo 16 de enero en calidad de imputada ante el juez que instruye la rama del caso Brugal en torno a las presuntas ilegalidades en la urbanización del barrio de Rabasa. El constructor Enrique Ortiz, supuestamente beneficiado por las presuntas irregularidades, también ha sido citado como imputado el 30 de enero.

Es la segunda ocasión en que la alcaldesa del PP, a quien se le atribuyen los presuntos delitos de prevaricación, cohecho y tráfico de influencias, es citada por el caso Rabasa ya que inicialmente tenía que haberlo hecho el pasado 27 de noviembre. Sin embargo, en aquella ocasión el juez lo pospuso por un incidente de nulidad presentado por la representación legal de Ortiz.

En esta rama también estaban imputados el predecesor de Castedo, Luis Díaz Alperi (PP), y la exsecretaria autonómica y actual presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar, María Ángeles Ureña, aunque el juez decretó el pasado octubre el archivo para ellos dos.

El plan urbanístico Rabasa preveía la construcción de más de 13.000 viviendas en 4,2 millones de metros cuadrados en una zona de expansión de la ciudad en cuyo entorno está previsto situar una tienda de la multinacional sueca del mueble Ikea. La investigación se activó a raíz de una denuncia presentada hace dos años por Esquerra Unida, y a los imputados se les atribuye los supuestos delitos de prevaricación, cohecho y tráfico de influencias.

Asimismo, Castedo está imputada en otra pieza separada del caso Brugal: la relativa al supuesto amaño en el diseño del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que lleva el juzgado de Instrucción número 5 y donde, al igual que en la anterior, la investigación apunta que pudo beneficiar al empresario Ortiz.