Herido un Guardia Civil tras ser alcanzado por un garfio en la valla de Melilla

El agente trababa de evitar la entrada de dos centenares de inmigrantes que protagonizaron un asalto masivo a primera hora de la mañana cuando fue alcanzado en la cara

Un agente de la Guardia Civil ha resultado herido este viernes en el último intento de entrada masiva de subsaharianos a Melilla, tras ser alcanzado en la cara con un garfio de fabricación casera de los que utilizan los inmigrantes para sortear la malla antitrepa.

El agente ha sido trasladado hasta el servicio sanitario de Urgencias, donde se le están realizando pruebas, aunque su estado no es grave, han informado a Efe fuentes policiales.

El guardia civil ha resultado herido al intentar repeler el intento de entrada masiva de unos 200 inmigrantes de origen subsahariano, el tercero que vive la ciudad autónoma esta semana tras los registrados el lunes y el martes.

En estas tres tentativas han participado alrededor de 1.400 personas: 800 el día 15; unas 400 el pasado 16 y otras 200 hoy.

En esta ocasión, el asalto se ha producido sobre las 07.00 horas en la zona próxima al cementerio musulmán, en las inmediaciones de Villa Pilar, donde varios inmigrantes han conseguido subirse al vallado.

La colaboración de las fuerzas de seguridad marroquíes junto con el despliegue de la Guardia Civil en el lado español ha impedido la nueva entrada masiva de subsaharianos.

La carretera de circunvalación, que discurre paralela al perímetro fronterizo, ha permanecido cortada al tráfico en este tramo durante más de dos horas.