Mariló Montero no encuentra su sitio, ¿debería TVE reubicar a su polémica presentadora?

La presentadora de 'La Mañana' renueva su contrato, pero solo hasta Semana Santa, ante los flojos resultados del programa matinal de la cadena pública

La semana pasada corría con fuerza por los pasillos de TVE un rumor: Mariló Montero se iba de Televisión Española para fichar por Telecinco. Era sólo un bulo. El lunes, la propia presentadora soltó en directo que había renovado. Y es verdad, lo ha hecho hasta Semana Santa.

Su vinculación con TVE se mantiene al mismo tiempo que las audiencias de su programa marcan mínimos. ‘La Mañana’ de La 1 no interesa, está estancado y no conecta con el público ni a golpe de trending topic.

La repercusión que logra Mariló en las redes sociales por sus salidas de tono no se traduce en audiencia para su programa. La presentadora no empatiza con los espectadores. Sus shares son fruto de la inercia: el programa es invisible para el público.

Con este panorama, en TVE necesitan cambios para reflotar una franja horaria que es un pilar de toda la emisora. Hay que reinventar contenidos que están bastante estancados en el área de magazines de la pública, aunque el problema del matinal también pasa por la propia Mariló Montero. Con ella al frente continuará todo igual, pues su personalidad acapara la identidad del formato.

¿Qué futuro espera a ‘La Mañana’ de Mariló? La nueva dirección de contenidos prevé introducir cambios paulatinamente. Sin embargo, como siguen atados contractualmente a la presentadora, una buena opción sería cambiar a Montero a otro tipo de formato que encajara más con su carácter y apostar, de esta forma, por un magazine contenedor más coral, al estilo de los norteamericanos NBC TODAY, donde se puede, además, tirar de la cantera de redactores de Televisión Española. Aún por explorar.

Porque el futuro de ‘La Mañana’ de La 1 pasa por no parecerse a ‘La Mañana’ de La 1. Contar con periodistas que pisan la calle y no tienen desvirtuada la realidad desde su elevada clase social, volver a mirar al espectador de tú a tú y, no menos importante, apostar por contenidos que se saltan el guion de la escaleta que cae constantemente en temas cíclicos. Y es que, ahora mismo, ‘La Mañana’ de La 1 podría ser una eterna reposición de programas viejos y pocos notarían la diferencia.