El Gobierno llegó a barajar la convocatoria de un referéndum en toda España sobre Cataluña

A Rajoy y a su Gobierno se les ha acusado de inacción respecto al proceso soberanista catalán y de consentir que Artur Mas llevara a término su plan de celebrar una consulta de autodeterminación. Aunque fuera un simulacro, el referéndum se celebró el pasado 9 de noviembre y los catalanes pudieron pronunciarse sobre la independencia de su Comunidad.

Que el Gobierno central no hiciera nada para evitarlo no significa que no le preocupara o que no barajara posibles soluciones para evitar la foto de las colas de votantes en Cataluña.

Una de las alternativas que se estudiaron, según ha sabido República.com, fue celebrar un referéndum en toda España con la siguiente pregunta: “¿Quiere que Cataluña permanezca en España y en la Unión Europea?” La formulación de la pregunta hubiera garantizado el ‘sí’ mayoritario de los españoles y de los catalanes al vincular la pertenencia de Cataluña al Estado español a su permanencia en la UE. Por otra parte, una convocatoria de ese tipo se habría mantenido dentro de los márgenes de la Constitución, que deja claro que la soberanía nacional reside en todo el pueblo español y no solo en una parte de los ciudadanos, sean catalanes o vecinos de cualquier otra autonomía.

La idea no prosperó ante los recelos del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que no las tenía todas consigo respecto al resultado del referéndum. “¿Y si gana el no?”, fue el argumento con el que el jefe del Ejecutivo dio por zanjado el debate.