Rafael Hernando será el nuevo portavoz del PP en el Congreso

El diputado y portavoz adjunto Rafael Hernando es desde hoy el nuevo portavoz del Partido Popular en el Congreso, según ha anunciado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la reunión de su grupo en la Cámara Baja. Hernando sustituye en el cargo a Alfonso Alonso, que fue nombrado ministro de Sanidad tras la dimisión de Ana Mato. Rajoy ha encargado a Hernando, la tarea de pelear para recuperar la confianza de sus votantes, buena parte de los cuales, según las encuestas, están ahora mismo en la abstención, según fuentes populares.

Como es habitual, el presidente del Ejecutivo a mantenido el suspense sobre quien era el elegido para sustituir a Alonso hasta el final, dado que también ha empezado su discurso hablando de la situación del país y en particular de la coyuntura económica. Hernando, de todas formas, figuraba en todas las quinielas por lo que no ha habido demasiada sorpresa en el nombramiento y su elección significa dar continuidad a la labor ejercida por Alonso puesto que Hernando era uno de los portavoces adjuntos del grupo.

Una vez finalizada la reunión, el propio Hernando ha explicado que el presidente le ha pedido trabajar por “devolver la tranquilidad a los ciudadanos” y también “la confianza en los políticos” de las distintas formaciones, “frente a aquellos que vienen con nuevos aires a cambiarlo todo, cuando alguno de ellos, desgraciadamente a poco que se rasque, se ve que son no precisamente de lo mejor”. Hernando ha bromeado con los periodistas cuando ha confesado que se ha enterado esta misma mañana de su nombramiento. “El presidente maneja los tiempos como los maneja”, ha dicho mientras recordaba que algunos como él tienen “úlcera de estómago”.

En su intervención ante los parlamentarios populares, Rajoy ha pedido un esfuerzo en la explicación de las medidas que se han ido adoptando durante la legislatura porque está convencido de que, así, el partido recuperará a gran parte de su electorado que no le votó en los comicios europeos. El presidente ha trasladado ese mensaje de optimismo ante las próximas elecciones y ha repetido el discurso económico que viene exponiendo en sus últimas intervenciones públicas para subrayar la recuperación de la economía.

Rajoy ha explicado que en las elecciones europeas, aunque el PP perdió votos, fue la fuerza política que contó con más apoyo mientras que partidos de gobierno en otros países no lo lograron. Con esa base, está convencido de que su partido puede recuperar en los próximos meses los apoyos que haya podido perder y que pueden tener previsto abstenerse, y para ello ha avanzado que el Gobierno hará un esfuerzo de explicación que ha pedido también al PP. En esa línea, ha pedido a sus diputados que aumenten su presencia en los medios de comunicación. Él mismo se ha comprometido a participar activamente los fines de semana en la precampaña para las próximas citas electorales.

El jefe del Ejecutivo ha dado las gracias al grupo popular por el apoyo que está dando al Gobierno y lo ha agradecido especialmente en una legislatura de especiales dificultades en la que ha dicho que se han tenido que tomar medidas que no estaban previstas ante la herencia recibida. Ha recordado que a finales de 2011 España estaba al borde de la quiebra, tenía muchos desequilibrios económicos y había numerosos titulares de prensa en los que se halaba de la inminencia del rescate. Frente a ello, ha recordado que en la última reunión del G20, el resto de líderes de este grupo de países le pidieron que les explicara cómo las reformas pueden llevar a la recuperación.

Tras reiterar una serie de datos que cree que demuestran la salida de la crisis, ha subrayado que esto no ha pasado por casualidad, sino porque se han adoptado las políticas adecuadas. Y ahora, cree que lo peor que le puede pasar a España es “una marcha atrás” y volver a la situación de la anterior legislatura. “Las políticas que estamos haciendo son las que necesita España”, ha recalcado.

Ha reprochado también su actitud a quienes siempre hablan mal de España y a los que dicen que el Gobierno no tiene política social y ha asegurado que eso no es verdad poniendo como ejemplo medidas como la firmada ayer con los interlocutores sociales en favor de los parados de larga duración. “Hemos ido mucho más allá que otros que están atacando continuamente al Gobierno en materia de política social”, ha asegurado.

Rajoy ha recordado asimismo los casos de corrupción que ha habido en su partido para subrayar que se han pedido disculpas y que se han adoptado todas las medidas oportunas para luchar contra esta lacra. También ha reiterado su posición ante el desafío soberanista de Cataluña y ha considerado que el proceso consultivo del 9 de noviembre fue un fracaso “dentro y fuera de España”, subrayando que es especialmente importante que lo haya sido más allá de nuestras fronteras. Y ha hecho hincapié en que no hablará nunca sobre la soberanía nacional, la unidad de España y los derechos fundamentales de los españoles.

Antes que Rajoy ha intervenido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien ha insistido en la idea de que su partido es el que garantiza que en la próxima legislatura se mantenga la estabilidad conseguida ahora. A su juicio, Rajoy es “el mejor presidente y el mejor candidato”.

Un perfil ‘duro’ para el último tramo de la legislatura

Rafael Hernando tiene fama de duro, tanto es así que el PSOE se ha apresurado a comentar que “no es el perfil más moderado” para el cargo de portavoz parlamentario. El portavoz socialista, Antonio Hernando, ha expresado un deseo que a la vez es una recomendación: “Lo que deseo es felicitar al señor Hernando y recomendarle que, como portavoz, aplique la misma prudencia y reflexión que intenta aplicar este señor Hernando como portavoz”.

Nacido en Guadalajara en noviembre de 1961 aunque diputado por Almería desde 1993, Hernando ya fue portavoz de la dirección nacional del PP en tiempos de José María Aznar, y su designación, en este momento, deja claro que Rajoy quiere dar la batalla de aquí a las elecciones generales por “vender” los logros de su Ejecutivo y recuperar el voto perdido en las encuestas.

Muy activo en las redes sociales y con presencia en radio y televisión, Hernando es autor de declaraciones polémicas como cuando afirmó que los casos “puntuales” de desnutrición en nuestro país son “una responsabilidad que corresponde a los padres”, o cuando, hablando de las víctimas del franquismo, dijo que algunos sólo se habían acordado de su padre cuando había subvenciones. Hace apenas unos meses tildó al juez Baltasar Garzón de “payaso ilustrado” y previamente ya había calificado al juez Santiago Pedraz de “pijo ácrata”.

Consciente de que su crudeza dialéctica levanta algunas ampollas, el propio Hernando ha dejado hoy bien claro que es como es y que a estas alturas ya no va a cambiar. “Hay gente que se queja de que soy demasiado claro, yo soy así, no me van a cambiar”, ha proclamado.

Quien también cobra protagonismo en este último tramo de la legislatura es el secretario de Estado para las Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón. Después de haber sido el encargado de explicar la puesta en marcha del nuevo Portal de Transparencia, Ayllón compartirá con Hernando la tarea de explicar las medidas del Gobierno para hacerlas llegar a los ciudadanos.

Leer más noticias sobre
RELACIONADO