Los jueces piden penas más duras y más plazo de prescripción para la corrupción

Reclaman además que se introduzcan nuevas figuras delictivas, como la financiación ilegal o el enriquecimiento de cargos públicos, y que revisen los aforamientos

El juez Pedraz, en la presentación del documento |

Nuevas medidas para acabar con la lacra de la sociedad. Los jueces decanos han reclamado este miércoles, para luchar contra los casos corrupción, que “se han multiplicado” en los últimos años, la ampliación del plazo de prescripción de los delitos, así como una agravación de las penas y la introducción de nuevos tipos de delitos relacionados con estas conductas. Además, solicitan más medios humanos y materiales, la “dotación ágil de refuerzos a juzgados que lleven asuntos de especial complejidad” para que sus titulares se dediquen “en exclusiva a este asunto las 24 horas del día”, así como la “revisión y, en su caso, supresión de aforamientos”, al considerar que “entorpecen y ralentizan de forma evidente y clara la instrucción de los procedimientos”.

Se trata de algunas de las propuestas incluidas en el documento ‘Reflexiones para la reforma del proceso penal y la lucha contra la corrupción’ presentado en Valencia por los jueces decanos de España, y enmarcado en un “contexto de indiscutible desconfianza y alarma” ciudadana sobre el funcionamiento de las instituciones.

Ante la “sospecha generalizada sobre la gestión de lo público” y los casos de corrupción, los decanos han planteado una batería de medidas en el ámbito judicial español para luchar contra esta “lacra” y abordar una “regeneración democrática necesaria” en la que no tenga cabida.

Además de la ampliación del plazo de prescripción de los delitos de corrupción, los jueces decanos proponen la agravación de las penas de delitos como el tráfico de influencias, la prevaricación y las negociaciones prohibidas a funcionarios públicos.

Otra de las medidas propuestas es la introducción de nuevas figuras delictivas, entre las que destaca la financiación ilegal de partidos políticos y el enriquecimiento ilícito o injustificado de cargos públicos durante su mandato.

Limitar los indultos

Estas medidas están incluidas en las conclusiones del XXIV Jornadas Nacionales de Jueces Decanos, que han congregado en Valencia a cerca de 50 profesionales, en representación de cerca de 2.000 jueces españoles, “en un momento clave para la justicia española, en el que está en juego el prestigio del sistema judicial”.

“El poder judicial será lo eficiente que quiera que sea el poder ejecutivo y legislativo”, ha indicado el juez decano de Valencia, Pedro Viguer, en la presentación del documento, en la que su homólogo de Málaga, José María Páez, ha urgido a “sacar la justicia del debate político” y ha reclamado “un gran pacto entre partidos para definir, de una vez, el modelo de justicia que se quiere tener”.

“Tardaremos, pero vamos a llegar, y la ciudadanía puede estar absolutamente tranquila porque la justicia se aplica en España y la justicia funciona, lenta pero funciona“, ha recalcado Páez.

Los jueces también han pedido una “ley de segunda oportunidad” para “pequeños deudores” abocados a concursos y han abogado por limitar los indultos y, sobre todo, la suspensión de la pena durante la tramitación del proceso, tras el “abuso” registrado, así como por contar con tribunales y juzgados especializados en asuntos de materia económica a nivel autonómico e incluso provincial, por potenciar la cooperación jurídica internacional para eliminar paraísos fiscales y por crear “una policía judicial auténtica”, la figura de “juez asesor” y un cuerpo de peritos contables que asesoren a los jueces.