Catalá a Mas: ‘Superar la ley con la acción de las masas tiene infausto recuerdo en Europa’

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha advertido este martes al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, que superar "la ley democrática mediante la acción supuestamente legitimadora de las masas resulta de lo más inquietante y, tiene antecedentes de infausto recuerdo". "Todos los conocen", ha agregado.

Aunque no citó expresamente los movimientos fascistas europeos de los años 30, el ministro ha recordado que, tras un siglo tan convulso como fue el XX, “el regreso a este tipo de planteamientos compromete los derechos y las libertades de todos los españoles, apelando al liderazgo carismático de un líder, a la movilización en la calle de las masas para confundirlas con el conjunto de la sociedad”.

“Eso es lo que no es sencillamente democrático. En un estado con unos estándares mínimos de calidad democrática resulta urgente deshacer cuanto antes esa idea letal, que se trata de difundir desde algunos ámbitos, de que la política es algo distinto y contrapuesto a la ley y que, por tanto, los tribunales no pueden intervenir en los asuntos de la política”, ha agregado durante su intervención en los desayunos de Europa Press.

El titular de Justicia se ha referido a otros asuntos de actualidad como la reyerta mortal que tuvo lugar el pasado fin de semana entre hinchas radicales del Depor y del Atlético de Madrid. “No entiende como alguien puede hacerse 600 kilómetros para pegarse con otros a modo de guerrilla urbana”, ha dicho y ha pedido a los clubes de fútbol que no tengan ninguna cercanía con los violentos, cuyas comportamiento “hay que erradicarlos” de inmediato.

Catalá, que ha solicitado “respuestas contundentes ante actitudes reprobables”, ha destacado que existe repuesta desde el Código Penal y las fuerzas de seguridad del Estado para frenar la violencia en el deporte, que ha considerado un “fenómeno de reciente cuño”. En este sentido, ha dicho que las fuerzas de seguridad actuaron de manera coordinada y ha pedido seguir trabajando en el marco de la reforma del Código Penal, en tramitación parlamentaria, para estudiar los casos de incitación al odio, un fenómeno que podría estar relacionado con la reyerta del Calderón.

Buylla, un “profesional intachable” pese a estar imputado

Catalá no cree que haya problema con la designación del decano del Colegio de Procuradores de Madrid, Antonio María Álvarez-Buylla, como vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en sustitución de Merce Pigem, al destacar que tiene “una trayectoria intachable”. El ministro ha pedido no culpabilizarle por estar imputado, una figura jurídica que, a su juicio, “se ha pervertido” y que parece ya un “preculpable”.

De hecho, al hilo de este asunto, ha manifestado que debe ser la apertura de juicio oral la que determine la exigencia de la responsabilidad política y considera “desorbitante” que la condición de imputado afecte al desempeño de funciones públicas. El Ministerio trabaja para incluir este concepto en la reforma del Código Penal y en modificar el término aforado en la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim).

“Se trata de un profesional intachable”, ha dicho el ministro del sustituto de Pigem, después de que ayer el Juzgado de Instrucción número 30 de Madrid archivase la causa abierta contra Álvarez-Buylla, el jurista que sustituirá a Mercè Pigem como vocal del CGPJ después de la dimisión de ésta, por informaciones periodísticas que señalaron que Pigem trasladó 9.500 euros de Andorra a España junto a su hermana. En este sentido, ha asegurado que el Senado dará cumplimiento a la normativa vigente que rige las sustitución de vocales en el Consejo. “Daremos aplicación razonable a esas reglas”, ha precisado.

Este jurista conservador fue propuesto por el PP y votado como primer suplente en los nombramientos del Senado para el Poder Judicial por el turno de juristas y ahora que Pigem ha dimitido, una vez el presidente del CGPJ comunique la vacante a la Cámara, será designado vocal del órgano de gobierno de los jueces.

En relación a Pigem, Catalá ha calificado su dimisión como “un ejercicio de responsabilidad personal y de lealtad con la institución que no puede ser trasladado al ámbito político”, desvinculando de esta forma que su salida este ligada al debate soberanista en Cataluña. “No ha cometido ningún delito, ni infracción”, ha señalado el titular de Justicia que asegura que la dimisión de Pigem se produce para “no afectar al prestigio del CGPJ y evitar el impacto que pueda tener en la opinión pública”.

Caída del paro y de la prima de riesgo

El ministro también se ha referido a la caída de la prima de riesgo hasta los 111 puntos y al descenso del paro en 14.688 personas, para alabar las políticas de reforma del Gobierno de Mariano Rajoy para la recuperación de la economía y la “confianza” en la sociedad española. “Hemos dejado de estar en el furgón de cola para pasar a estar a la cabeza”, ha remachado. Ha calificado de “extraordinario” el descenso del número de parados conocido este martes y ha celebrado que la Seguridad Social haya ganado en noviembre una media de 5.232 personas al considerar que son datos “esperanzadores” que demuestran la “buena dirección” de las reformas estructurales emprendidas por el Ejecutivo y continúan con el proceso de consolidación de la economía.

Dicho esto, Catalá se ha mostrado convencido de que la reforma fiscal “colaborará también en el proceso de recuperación económica”  y ha puesto de relieve la importancia que tiene la confianza. En este sentido, ha destacado la justicia como un elemento clave junto al capital humano y al financiero para localizar inversiones y asegurar un sistema jurídico con garantías y eficiente en la resolución de los conflictos. En este sentido, ha afirmado que en España hay un “embalsamiento” de 25.000 millones, que se encuentran paralizados en los tribunales y ha confiado en que la justicia sea  un elemento más en la recuperación económica.