La directora del Palau de Les Arts de Valencia gastó 391.261 euros en viajes y dietas

Los gastos de la intendente del Palau de Les Arts de Valencia, Helga Schmidt, en viajes, dietas y desplazamientos entre 2005 y 2011 pagados con dinero público ascienden a 391.261 euros, según ha dado a conocer hoy el grupo Esquerra Unida de Les Corts Valencianes. El portavoz de EU, Ignacio Blanco, y la diputada de este grupo Esther López Barceló han comparecido en rueda de prensa para informar de documentación aportada por el Palau de Les Arts a solicitud de este grupo, que evidencia en su opinión que el Consell "amparaba e impulsaba gastos suntuarios" de la intendente.

Como ejemplo, López ha explicado que en 2006 la intendente gastó un total de 52.716 euros en viajes, desplazamientos y dietas, de los que 33.646 euros corresponden a vuelos dentro de Europa -con un coste medio de 517,58 euros por vuelo- y 4.803 euros a cinco noches de alojamiento en un hotel de cinco estrellas de Milán.

Ese año también se alojó en hoteles de cinco estrellas en varias ciudades europeas, como dos noches en Múnich (1.456 euros), cuatro en París (2.637 euros), dos en Florencia (1.725 euros), dos en Londres (1.479 euros), dos en Amsterdam (766 euros) y dos en el Ritz de Madrid (1.214 euros).

Según la documentación aportada por EU, el año de mayor gasto por parte de Helga Schmidt en el periodo analizado corresponde a 2009, con 95.507 euros, seguido de 2010, con 80.084 euros, y de 2007, con 55.708 euros.

En la información figura un viaje a Nueva York en 2005 por 3.150 euros, además de viajes a París, Milán, Múnich, Roma, Berlín, Florencia, Viena, Mónaco o San Petersburgo, así como reuniones con Lorin Maazel y con Plácido Domingo en Viena, o encuentros con agentes, directores y audiciones.

También constan gastos de minibar y en bares, un viaje en 2011 a San Petersburgo para una reunión con el ballet de Nacho Duato con dos apuntes de 1.458 euros y 2.670 euros, un viaje a Montecarlo para la final del concurso de Voicemasters por 1.332 euros o una reunión con Daniel Barenboim para un posible concierto en La Scala por 1.000 euros.

La diputada de EU ha admitido que no han detectado “ninguna irregularidad” en esta documentación, si bien consideran “una inmoralidad” que en los años de “mayor impacto” de la crisis los responsables políticos de la Generalitat le permitieran a la intendente del Palau estos gastos.

En su opinión, los primeros a los que hay que “reprobar” es a todos los presidentes de la Generalitat y consellers de Cultura que han “permitido” estos gastos, que son “legales”, pero que se han hecho “a costa de derechos sociales” de los ciudadanos.

López ha alertado de que disponen de más documentación sobre gastos pagados por la Fundación del Palau de Les Arts a otras personas, y que la harán pública una vez la estudien.

Ignacio Blanco ha destacado que esta documentación es la que el president de la Generalitat, Alberto Fabra, dice que EU no ha ido a recoger, y ha defendido el “intenso trabajo de fiscalización” del Consell por parte de este grupo, que ha planteado cerca de 2.000 solicitudes de documentación esta legislatura.

Según Blanco, en 400 de esos casos las Consellerias no se la han enviado y les han hecho ir a recogerla, en lo que a su juicio supone una “estrategia” para hacerles “perder el tiempo y obstaculizar” su labor.