La Policía captura con vida al segundo sospechoso del atentado de Boston tras horas de asedio

La policía ha confirmado, vía Twitter, la detención del segundo sospechoso de los atentados del pasado lunes en el maratón de Boston, que había sido acorralado en el barrio de Watertown. "CAPTURADO!!! La caza se ha acabado. La búsqueda ha terminado. Se acabó el terror. Y la justicia ha ganado. El sospechoso está bajo custodia", se lee en el tweet de la policía de Boston. A lo largo de toda la jornada un extraordinario despliegue policial había perseguido a Dzhokhar Tsarnaev, un joven de 19 años de origen chechén, supuesto coautor de los atentados. Según el diario Boston Globe, Tsarnaev fue capturado después de un tiroteo en el que ha resultado herido, por lo que fue trasladado al Hospital Mount Auburn de Cambridge. Un oficial ha declarado al diario que el joven, de 19 años, se encuentra consciente. Otras tres personas han sido detenidas por agentes federales y de la policía local de New Bedford (Massachusetts), al parecer al encontrarse en una casa con la que tuvo "alguna relación" el menor de los Tsarnaev. Los detenidos son dos hombres y una mujer que "parecían ser compañeros de clase o de habitación" de Dzhokhar.

La noticia de su captura ha sido acogida con aplausos por la gente que por fin ha podido salir de sus casas. Dzholjar A. Tsarnaev, el sospechoso número dos que aparece con una gorra blanca en las fotos distribuidas por el FBI, ha puesto en jaque a la Policía de Estados Unidos. Dzholjar, de 19 años, y su hermano Tamerlan, de 26, son los dos presuntos autores del atentado de Boston, en el que el lunes murieron tres personas y 176 resultaron heridas, algunas de ellas con graves amputaciones debidas a la metralla que recibieron cuando explotaron dos ollas a presión cargadas con pólvora, clavos y rodamientos.

Gracias a todo el material fotográfico y de vídeo que los asistentes recogieron durante el maratón, la policía ha podido reconstruir los hechos sucedidos momentos antes de las explosiones. En una de esas instantáneas, se puede apreciar al niño fallecido, Martin Richard, y justo detrás a uno de los terroristas llevando la mochila con el explosivo. Ambos hermanos llevarían meses, incluso puede que hasta un años, en Estados Unidos y además de tener vínculos internacionales se cree que tendrían algún tipo de formación militar. La Polícía mató en la noche del jueves a Tamerlan tras un intenso tiroteo en Watertown, una localidad próxima a Boston, y desde entonces había perseguido a Dzholjar.

La persecución y el toque de queda impuesto en el área de Boston dejó durante el viernes las calles totalmente vacías, siguiendo las indicaciones de las autoridades, que han decretado el cierre de colegios, universidades, comercios y la suspensión del transporte público. Los únicos vehículos que circulaban eran coches de policía y algunos vehículos particulares de residentes que abandonaban sus casas. Y es que la Policía hizo un llamamiento a través de los medios de comunicación para pedir a los ciudadanos que se mantuvieran en un lugar seguro. El toque de queda afectó a la ciudad de Boston, que también aparecía desierta, Waltham, Newton, Belmont y Allston Brighton y la ciudad universitaria de Cambridge.

El despliegue policial comenzó tras un tiroteo en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) a las 10.30 de la noche del jueves (las cuatro de la madrugada de este viernes en España), cinco horas después de que el FBI difundiera las fotos de los dos sospechosos de colocar las bombas de los atentados de Boston. Un policía ha muerto y otro está herido de gravedad.

Tiroteo y persecución

Fuentes de la Fiscalía de Distrito informaron de que, tras el tiroteo en el MIT, los dos hombres robaron un automóvil a punta de pistola, abandonaron ileso a su conductor y se lanzaron a la fuga. Según el comisario jefe de la Policía de Boston, Edward Davis, los dos sospechosos lanzaron varios explosivos contra los agentes desde su vehículo durante la persecución en las calles Watertown. Durante el intercambio de disparos, uno de los dos resultó gravemente herido y falleció posteriormente el hospital. Según fuentes médicas del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston, su cuerpo presentaba múltiples heridas de bala e incluso posibles heridas por explosivos. El hombre fue ingresado con un paro cardíaco.

El segundo sospechoso “pudo escapar del automóvil”, declaró el superintendente de la Policía del estado de Massachusetts, el coronel Timothy Alben, en rueda de prensa. Este segundo hombre, según dijo Edward Davis a través de Twitter, “parece ser un terrorista” que “ha venido hasta aquí para matar a gente” y al que “hay que detener”. Asimismo, el comisario jefe de Boston precisó que el aspecto del prófugo coincide con el del joven que aparece con una gorra blanca en las imágenes difundidas por la Policía Federal estadounidense (FBI) –extraídas de un vídeo de 30 segundos grabado por las cámaras de seguridad– en las que aparecen los dos supuestos autores del atentado de Boston, que causó tres muertos.

Uno de los terroristas y sus víctimas, en el mismo hospital

Representantes del hospital Beth Israel en Boston confirmaron que un hombre que encaja con la descripción de uno de los sospechosos de los atentados del maratón del lunes llegó gravemente herido al centro y falleció. Según indicaron los doctores en rueda de prensa, el hombre llegó al hospital en parada cardiorrespiratoria con graves heridas de bala, quemaduras y heridas de metralla. “Tenía heridas que señalan algo más que disparos”, informó a los medios uno de los doctores que estaban de guardia.

El paciente llegó con varios policías al hospital después de la 1 de la madrugada, hora local (5.00 GMT y 7.00 hora española) y su muerte fue confirmada tras 20 minutos de intentos infructuosos por reanimarlo. Los portavoces del hospital no quisieron revelar la identidad del fallecido, aunque sí que estuvo involucrado en la espectacular persecución policial de la noche del jueves.

Se da la coincidencia de que en el mismo hospital están actualmente ingresadas 12 víctimas de los atentados cometidos el lunes en la línea final de la maratón de Boston, una de ellas en estado grave. Un total de 24 heridos del atentado pasaron por ese centro hospitalario. Uno de los doctores reside en Watertown, donde fue testigo de los tiros y explosiones que acompañaron la huida de los fugitivos y se dirigió directamente al hospital. Poco después de llegar fue el encargado de practicar las técnicas de reanimación al sospechoso.

Toque de queda en Watertown

Las autoridades anunciaron la suspensión hasta nuevo aviso del transporte del área metropolitana de Boston, y decretaron el toque de queda en la localidad de Watertown. Además, pidieron a la población que no saliera de sus casas, que no circularan vehículos y que no se abrieran negocios. La policía ha actuado con mucha cautela por el temor a que el fugado hubiera plantado explosivos o los cargara consigo. En las zonas en las que se buscaba al fugado viven unas 380.000 personas.

El despliegue de fuerzas policiales se produjo durante la noche a raíz de la muerte de un agente que acudió al campus en respuesta a una queja por un altercado, en la zona entre las calles Vasser y Maine del complejo universitario, cuando fue tiroteado. Poco después murió en el hospital a consecuencia de las multiples heridas de bala, según informó CBS. Durante la intervención en Watertown, a pocos kilómetros del campus, sonaron explosiones, según contó un testigo a la cadena de televisión y la situación aún a estas horas sigue siendo muy confusa.

El campus del Massachusetts Institute of Technology (MIT), está situado en Cambridge, al otro lado del río de Boston, la ciudad que fue escenario el pasado lunes de los atentados con bombas durante la maratón de la ciudad.