La morosidad de la banca cae en febrero al 10,39% por el ‘efecto Sareb’

La morosidad del crédito concedido por la banca en España a hogares y empresas volvió a bajar en febrero al 10,39% desde el 10,78% registrado en enero, por efecto del traspaso de activos de las entidades del Grupo 2 a la Sareb, con lo que de nuevo se situó en sus mínimos desde julio de 2012. Según los datos de febrero que este jueves publica el Banco de España, la mora se toma de este modo otro pequeño respiro, tras el registrado en diciembre, que representó la primera caída tras diecisiete meses consecutivos al alza, debido en gran parte al traspaso de activos inmobiliarios de las entidades nacionalizadas a la Sareb.

En una nota remitida este jueves, el Banco de España explica que “al igual que en diciembre y por razones similares, se observa una reducción en el saldo de préstamos que en su mayor parte no corresponde a ninguna disminución del flujo del crédito” y “sólo refleja el efecto contable de operaciones relacionadas con la transferencia de activos a la Sareb del Grupo 2″.

Las entidades que forman este grupo son Liberbank, Caja 3, BMN y CEISS (Caja España Duero), que son las que recibieron ayuda pero no tuvieron que ser nacionalizadas.

La cartera crediticia de bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito sumaba 1,557 billones de euros al finalizar febrero, frente a los 1,583 de enero, en parte por el mencionado traspaso. De esta forma, el crédito dudoso del sistema financiero español cayó en febrero a 161.871 millones de euros, desde los 170.670 millones del mes anterior.

Si nos fijamos en los datos de febrero de 2012, el ratio de mora ha crecido algo más de dos puntos porcentuales en esos doce meses, ya que entonces se situaba en el 8,30%, con un volumen crediticio de 176.337 millones de euros, de los cuales 146.389 millones eran dudosos.

Aunque el Banco de España no facilita los datos segregados por tipos de entidades, sí distingue entre bancos, cajas y cooperativas, por un lado, y establecimientos financieros de crédito, por otro.

La morosidad atribuida al primer grupo cayó en febrero al 10,53%, desde el 10,93% de enero, con una cartera de crédito dudoso de 157.135 millones, frente a los 165.819 millones que sumaba el mes anterior.

Por su parte, los EFC, especializados en créditos al consumo, han visto en febrero cómo su morosidad repetía porcentaje, el 9,29%, con un volumen de crédito de 37.570 millones de euros, de los cuales 3.488 eran dudosos.