Los sindicatos salen a la calle contra los recortes y anuncian que mantendrán las movilizaciones

Trabajadores de todo el país se han manifestado en las principales ciudades españolas, convocados por UGT y CCOO con motivo del Día del Trabajo, para expresar su rechazo a la reforma laboral y a la política de recortes en la que “se ha empecinado” el Gobierno de Mariano Rajoy, al que han advertido de que seguirán saliendo a la calle “hasta que esto acabe”. En Madrid, la manifestación, que comenzó bajo el sol y acabó bajo la lluvia, congregó a 100.000 personas, según los sindicatos. La marcha, en la que se han gritado consignas en favor de una nueva huelga general, ha transcurrido en un ambiente festivo y sin incidentes, aunque la lluvia ha hecho que su recorrido (Neptuno-Cibeles-Puerta del Sol) fuera más rápido de lo normal. Pese a ser menos numerosa que en ocasiones anteriores, la manifestación ha ido ganando fuerza y asistentes en cuanto ha enfilado la calle Alcalá. Barcelona ha vivido una de las manifestaciones más masivas de los últimos años. Los sindicatos cifran también en unas 100.000 las personas que han salido a la calle en la Ciudad Condal para exigir un cambio de la política económica del Gobierno, mientras que en años precedentes rondaron las 40.000.

 

La manifestación de Madrid ha terminado en la Puerta del Sol, como es habitual, y allí el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha acusado al Gobierno de estar “embarrancando” el buque de la economía y de preocuparse sólo de salvar a los de primera clase y sus pertenencias mediante la amnistía fiscal. Según Méndez, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha hecho lo contrario de lo que le dijo ayer al ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, respecto a que se ha enderezado el rumbo de la economía española.

Para Méndez, el Gobierno de Mariano Rajoy ha “elegido” el escenario de tirar por la “extrema derecha” e imponer una política “ultraliberal” en el mercado laboral y “ultraconservadora” en derechos sociales, que piensan parar CCOO y UGT, ha advertido. Al respecto, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha denunciado que el Gobierno está atacando derechos laborales, recortando la sanidad y la educación, devaluando la calidad de vida y “criminalizando” la inmigración.

En su opinión, el Ejecutivo está usando la crisis para provocar una “involución” de los derechos que han convertido a España en una sociedad moderna y democrática. Y por ello, ha añadido Toxo, hoy en ochenta ciudades españolas se han movilizado cerca de un millón de personas en defensa de los servicios públicos. Toxo ha precisado que en Galicia han participado 120.000 personas, en Cataluña y Valencia, 110.000, y en Madrid, 100.000.

Además, ha advertido al Gobierno de que antes o después lograrán modificar la reforma laboral: “Tardaremos más o menos, pero esta reforma no va a presidir las relaciones de trabajo en España para siempre. El día 29 no fue el final, tampoco este Primero de Mayo”.

Méndez ha asegurado que a los sindicatos “no los van a callar” y ha criticado al Gobierno por “despreciar” el diálogo y por querer “imponer una revolución ultraliberal en los derechos sociales y una ultraconservadora en los derechos civiles”. “Y nosotros procuraremos impedirlo”, ha subrayado.

El secretario general de CCOO también ha avisado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha calificado de “busto parlante” que solo da explicaciones en Bruselas sobre su política, de que dentro de “poquito” no le va a valer el argumento de la herencia recibida para justificar más recortes. Por este motivo, Méndez ha indicado que CCOO y UGT van a seguir manifestándose de forma pacífica y democrática en las calles de toda España para parar su política de destrucción de empleo y de “demolición” de los servicios públicas. “Saldremos a las calles aunque les moleste”, ha afirmado Toxo, que ha rechazado los intentos del Ejecutivo de cambiar el Código Penal para, según ha dicho, recortar el derecho a la expresión y la manifestación.

El secretario general de CCOO ha arremetido, por otra parte, contra el Gobierno por intentar acabar con la radiotelevisión pública y por querer un país “resignado” para intentar meter velocidad a sus reformas. “Pero la sociedad sabe hay alternativas. Hay otro rumbo que se puede seguir. Hay esperanza, de la de verdad, y ésta está en las calles”, ha enfatizo.

Méndez y Toxo también han considerado que en el plan nacional de reformas que España ha presentado a Bruselas lleva de “tapadillo” un intento de deterioro de la Seguridad Social, y han puesto como ejemplo el que se proponga rebajar las cotizaciones sociales de las empresas para paliar a estas la próxima subida del IVA. Esto tampoco lo van a conseguir, ha indicado Toxo, quien ha estimado que la ciudadanía cada vez está más concienciada de que las políticas del Gobierno les perjudican.

Habrá las movilizaciones que sean necesarias y dependerán de hasta donde quiera llegar el Gobierno, han repetido en varias ocasiones ambos líderes sindicales.