Al menos 11 personas mueren por una nueva represión en Damasco

La cifra de fallecidos en la manifestación de este sábado en favor de la democracia en el distrito de Saqba en la capital del país, Damasco, ha aumentado a once, según ha informado un activista pro Derechos Humanos. Las fuerzas de seguridad sirias han abierto fuego contra las personas allí concentradas, y la cifra de muertos aún no es definitiva.

“Una gran manifestación que pide el derrocamiento del régimen ha tenido lugar desde la tarde. Se puede sentir como Saqba entero toma las calles. Las fuerzas de seguridad entraron y empezaron a abrir fuego”, ha señalado uno de los testigos desde la ciudad siria.

Por otra parte, al menos cinco personas han muerto y otras 12 han resultado heridas en el transcurso de una actuación de las fuerzas de seguridad contra los asistentes a un funeral en la localidad siria de Homs, según informaron activistas a la cadena británica BBC.

El régimen sirio no permite la entrada de periodistas al país, por lo que es imposible verificar de manera independiente las cifras de fallecidos y heridos.

Estas muertes se suman a las 44 que se registraron el viernes, según la Organización Nacional Siria por los Derechos Humanos. El director de la organización, Amar Qurabi, aseguró que más de la mitad fallecieron en la provincia de Idlib (norte), donde los tanques aplastaron una manifestación contra el presidente sirio, Bashar al Assad.