La trifulca entre Bono y Villalobos acaba con una queja de los discapacitados

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) considera “muy grave” que algunos políticos españoles utilicen todavía formas “desfasadas” y “profundamente injustas” para referirse a los ciudadanos con discapacidad, como ocurrió ayer en una Mesa del Congreso, donde la diputada del PP Celia Villalobos habló de “tontitos” para aludir a este grupo social. La trifulca comenzó entre el presidente del Congreso, José Bono, y la diputada popular por dos motivos: una petición del PP para que el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, diera cuenta en sede parlamentaria de la investigación sobre las presuntas irregularidades en Expedientes de Regulación de Empleo autorizados por la Junta de Andalucía y, en segundo lugar, por el cupo para discapacitados que se reserva en las oposiciones que convoca la Cámara.

A cuenta de este último asunto, la que fuera ministra de Sanidad se refirió a las personas con discapacidad en la reunión del órgano de gobierno de la institución como “tontitos”. Villalobos defendía una reforma del sistema de oposiciones para estas personas porque, según dijo, “si no, va a haber siempre un turno para los listos y otro para los tontitos”.

José Bono ha contado hoy en Telecinco que se ausentó de la Junta de Portavoces y que, cuando regresó, se enteró de que Villalobos las había calificado de “tontitos”. El presidente del Congreso  protestó por este lenguaje, que hería “la sensibilidad social”, a lo que ella le respondió que no “podía dar lecciones”. Y Bono replicó poniendo fin a la reunión.

Poco después, en los pasillos del Congreso, Villalobos llamó “fascista” a Bono, comentario que fue recogido por una cámara de televisión, y ya por la tarde acusó al presidente de la Cámara de haber tergiversado y manipulado su mención a los discapacitados. ”Desde luego, a mí clases de sensibilidad social el señor Bono no me va a dar porque yo no tengo una hípica, ni caballos, ni nada parecido, yo tengo una historia política en este país de entrega a los temas sociales, que a veces incluso me ha traído problemas”, sentenció la ex ministra.

Según ha declarado hoy Luis Cayo Pérez, presidente del Cermi, ”es muy lamentable” que algún representante político use todavía formas “no sólo ya desfasadas, sino absolutamente injustas”, para referirse a las personas con discapacidad y no respete, por tanto, su dignidad intrínseca. Lo positivo, señala el presidente del Comité, es que haya políticos que sepan ver la realidad y consideren inadmisible el uso de un lenguaje lesivo para referirse a los ciudadanos con discapacidad.

De esta manera, el comité pidió a la clase política que proyecte una imagen “de respeto, dignidad y de valor de la diferencia que supone la diversidad humana”.

Esta mañana, José Bono ha opinado en sus declaraciones que a Celia Villalobos “le falta la sensibilidad necesaria para tratar con dignidad a sus semejantes”.