El partido de Angela Merkel sufre un histórico batacazo en Hamburgo

El año electoral en Alemania, con siete citas regionales a las urnas, comenzó este domingo con un abultado triunfo del opositor Partido Socialdemócrata (SPD) en Hamburgo, donde la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller, Angela Merkel, registró el peor resultado de su historia en la ciudad-estado. Aunque su triunfo estaba cantado de antemano, el SPD obtuvo una inesperada y abrumadora mayoría absoluta que le permitirá gobernar en solitario en uno de sus feudos más tradicionales y encarar con optimismo las próximas citas electorales de marzo en Sajonia-Anhalt, Renania-Palatinado y Baden-Württemberg.

Los sondeos a pie de urna de las dos cadenas públicas de la televisión alemana, ARD y ZDF, se diferencian por décimas y conceden al SPD un 49,5 y un 50 por ciento de votos, respectivamente, mientras la CDU caería hasta un 20,5 o un 20 por ciento de votos, cinco puntos menos que el peor resultado jamás alcanzado en Hamburgo.

Considerados sumamente fiables y con un margen de error de décimas frente a los resultados oficiales que se conocerán mas adelante, ambos sondeos conceden a los verdes entre un 11 y un 11,5 por ciento de votos, de un 6,5 a un 7 por ciento a La Izquierda y un unánime 6,5 por ciento a los liberales del FDP, que retornan a la cámara tras estar ausentes las dos últimas legislaturas.

La victoria del SPD traerá consigo consecuencias para el gobierno de Angela Merkel en Berlín, al aumentar apreciablemente la mayoría del voto opositor en el Bundesrat, la cámara alta o de los Länder, encargada de sancionar los proyectos de ley más importantes.

Los partidos de la coalición de Merkel contaban hasta ahora con una minoría de tan solo un voto en el Bundesrat, pero a partir de mañana serán cuatro los votos de ventaja que tendrá la oposición para intervenir en las decisiones del gobierno.

El éxito electoral del SPD es atribuido a su candidato y ya virtual alcalde-gobernador de Hamburgo, Olaf Scholz, de 52 años y que fue secretario general del partido en la era de Gerhard Schröder, y ministro federal de Trabajo en la gran coalición durante la anterior legislatura.

Resultado histórico

Pocos minutos después de conocerse los sondeos, el presidente del SPD, Sigmar Gabriel, apareció en la central berlinesa de su formación para cantar victoria y subrayar que “se trata de un resultado histórico, no solo para nosotros, sino para los demás también”.

Igualmente satisfecho se mostró el ministro alemán de Exteriores y líder de los liberales, Guido Westerwelle, por el retorno de su formación a la cámara de Hamburgo y el resultado alcanzado, que, dijo, “supone un comienzo a medida” con vistas a los seis próximos comicios.

Rodeado por sus correligionarios en un ambiente próximo al funeral, el ya alcalde saliente de Hamburgo y candidato de la CDU, Christoph Ahlhaus, reconoció que “esta es una muy dolorosa y desesperante hora” para su partido, que no esperaba una derrota tan abultada.

Mientras tanto,los analistas políticos ponen ya la vista en las siguientes elecciones regionales, aunque tanto en Sajonia-Anhalt como en Renania-Palatinado se espera que la CDU, en el primero, y el SPD, en el segundo, continúen encabezando los respectivos gobiernos como hasta ahora.

Emocionantes se anuncian los comicios en el rico y sureño estado de Baden-Württemberg, donde la CDU gobierna desde la II Guerra Mundial y se espera que continúe siendo la primera fuerza política para mantener el poder en coalición con los liberales, al igual que el Ejecutivo federal en Berlín.

Sin embargo las encuestas indican -la última publicada hoy- que socialdemócratas, verdes y La Izquierda podrían llegar a sumar una mayoría parlamentaria que arrebataría a la CDU el gobierno de su mas importante feudo regional y pondría en serios apuros a Merkel.