Vuelven Ruiz Mateos y Boyer

La Virgen del Perpetuo Socorro, a la que tanta devoción le tiene José María Ruiz Mateos, parece haber abandonado al empresario jerezano que ve en peligro de naufragio a su Nueva Rumasa, con la que ha llenado las televisiones de toda España de publicidad buscando dineros frescos para supuestas compras de empresas, y ofreciendo duros a tres pesetas en lo que a todas luces -y con previa advertencia externa de la CNMV- se parecía al  “juego de la pirámide” que llevó a Madoff a la cárcel.

Con lo que los inversores privados y los minoritarios de la Nueva Rumasa estarán en un ¡ay! Y además si llegara la ola de una quiebra en apuros y sin nadie a quien recurrir porque advertidos estaban. Y dice don José María que si no pudiera pagar “se pega un tiro”, lo que nunca haría por su condición de católico devoto y porque no es su estilo ni la solución.

Pero lo que no puede hacer Ruiz Mateos en las actuales circunstancias es echar las culpas a una conspiración de no se sabe qué mano negra o larga, porque lo que tiene que explicar son sus deudas con los bancos y con la Seguridad Social, y solucionarlas cuanto antes. Como sería bueno que explicara por qué muchas de sus sociedades tienen su residencia en paraísos fiscales, porque alguien se podría imaginar algo relacionado con dinero opaco. Aunque lo cierto es que, después del meritorio renacer de su imperio empresarial, ahora tiene serios problemas y ya veremos lo que ocurre y cómo va todo esto.

Naturalmente el que estará como unas castañuelas será Miguel Boyer –“¡leche, que te pego, leche”!- le decía don José María al “marido de la china”, después de que dejara de ser el ministro que ordenó la expropiación de su grupo bancario y empresarial. Y curiosamente, y sabedor de lo que ahora le pasa a Ruiz Mateos, Boyer se sacó ayer de la manga un artículo publicado en “El País” sobre la crisis económica diciendo que todo en España va muy bien, sólo para lucirse un poco y sacar pecho en venganza indirecta contra Ruiz Mateos.

El artículo optimista y triunfalista de Boyer no tiene un pase y no se corresponde con la realidad nacional. Se trata -además de su exhibicionismo frente a Ruiz Mateos- de un descarado peloteo a Zapatero, al que se dice que ha comenzado a frecuentar a través de la relación de su mujer Isabel Preysler –“la china”- con Sonsoles de Zapatero, -“la diva”- a través de la tienda de Elena Benaroch –“la amiga de los GAL”-, porque aquí en Madrid se sabe todo.

Incluso que Boyer no hace mucho se pasó a los festejos de José María Aznar cuando gobernaba el PP, y en mala hora regresó al PSOE, porque Zapatero está a punto de salir de La Moncloa. Incluso se dijo que quería volver de ministro de Economía en la pasada crisis del Gobierno.

O sea, que este hombre tan simpático y dicharachero que es don José María, y tan aficionado a disfrazarse de torero o Supermán vuelve a estar en apuros, y vamos a ver como sale del enredo, si es que sale, precisamente ahora que el Rayo Vallecano iba tan bien y camino de ascender. En fin, como Ruiz Mateos es un hombre esforzado -a quien por cierto el Estado español le debe un dineral en sentencias dictadas a su favor por el Tribunal Supremo que no se han pagado y nadie nos dice el por qué-, cabe esperar que haga algo para salir de sus problemas o que su Virgen particular le eche una mano y le permita pagar. Habrá que esperar.